Advertisement

Se habían preparado para varios incendios forestales y además estaban al tanto de la intensa sequía existente, pero el infierno que se arremolinó veloz a través del poblado maderero de Weed en California avanzó tan sumamente rápido que la gente sólo pudo huir despavorida. En solamente unas horas, las llamas consumieron el pueblo.

Al menos 11 incendios forestales, varios de ellos fuera de control, amenazan a miles de residentes en California. The Associated Press. Incendios forestales azotan California. Más de 1,000 persaonas fueron evacuadas el domingo y lunes al respecto.

Advertisemen

Unos 1,000 vecinos de más de 300 hogares fueron evacuados de sus casas por el peligro que supone un nuevo incendio cerca del Parque Nacional de Yosemite, en California, informó el lunes la oficina del alguacil del condado de Madera.

California vuelve a estar en el punto de mira. Y es que son hasta once incendios forestales los que ha tenido que sufrir este estado de Estados Unidos en las últimas semanas. En este sentido, se ha conocido que recientemente unos mil vecinos de más de 300 hogadores fueron evacuados de sus casas, ya que corrían peligro.

Fue en el Parque Nacional de Yosemite, en California, según el lunes la oficina del alguacil del condado de Madera, en declaraciones que recoge recientemente la agencia EFE.

California está a la espera de ver si se resuelve esta situación y se consigue identificar a los culpables, pero por el momento nadie ofrece ninguna solución de garantías al respecto.
En este sentido, se ha conocido que hasta cerca de 100 familias tuvieron que abandonar sus hogares, dado que corría peligro la vida para estas. La situación, como pueden comprobar, no es la ideal para los ciudadanos, que reclamande una vez una respuesta.

En total, cerca de 300 hogares son los que se vieron afectados cerca de sus casas por un nuevo incendio cerca del Parque Nacional de Yosemite. Las llamas fueron oficialmente declaradas cerca de la localidad de Oakhurst, que es la que más está sufriendo las inclemencias de este terrible fenómeno.

California trata de recuperarse del fuego de los últimos. Y es que son muchos los problemas que estas igniciones espontáneas están provocando entre la población de Estados Unidos.

En este sentido, fueron numerosas las secuoyas gigantes que temieron por su vida al ver el fuego muy próximo, aunque finalmente solo fueron arrasados 320 acres y, eso sí, 100 edificiones fueron calcinados o dañados.

En este sentido se ha manifestado el Departamento Forestal y de Protección ante el Fuego de California (CalFire), quien indicó que 4 helicópteros, 4 avionetas y 330 bomberos luchan contra el fuego en esta región de California.

El fuego, por el momento, continúa representando una amenaza para muchos vecinos de la zona, ya que solo se ha podido controlar por el momento el 20%.

Los reportes futuros dictaminarán si las cifras son correctas o hay que agravar la cuenta del resultados de un incendio que parece que no es casual y que está poniendo en jaque a la población americana.

Incendio arrasa pueblo maderero en California