SHARE
FILE - In this April 17, 2017 file photo, U.S. soldiers from the 82nd Airborne Division fire artillery in support of Iraqi forces fighting Islamic State militants from their base east of Mosul. The U.S. and Iraq are in talks to keeping American troops in the country after the fight against the Islamic State group is concluded, according to a U.S. official and an official from the Iraqi government. (AP Photo/Maya Alleruzzo, File)

El Pentágono estudia la cancelación de un programa que ha permitido a miles de inmigrantes incorporarse al Ejército y conseguir así la nacionalidad. Según un informe interno al que ha tenido acceso el diario The Washington Post, estos reclutas podrían suponer un peligro para la seguridad nacional. La cancelación del programa colocaría al borde de la deportación a un millar de aspirantes.

El programa, conocido como MAVNI (Military Accessions Vital to the National Interest), se puso en marcha en 2009 para reclutar a inmigrantes o refugiados en situación legal con formación médica o conocimiento de una lengua extranjera (español, chino, ruso, portugués, etcétera). A cambio, se les ofrecía acelerar los trámites de naturalización, de forma que pudieran obtener la nacionalidad antes de ser enviados a su destino. Unas 10.000 personas han sido reclutadas mediante este programa, y 1.800 se encuentran en proceso.

A finales del año pasado, el Pentágono paralizó el programa para revisar los protocolos de seguridad con efecto retroactivo, y dejó en el aire el futuro de los aspirantes en curso. En febrero, en un foro de MSNBC, el presidente, Donald Trump, aseguró que arreglaría la situación de aquellos inmigrantes “que planean entrar en el Ejército, que sean admitidos”. “Tenemos que ser muy cuidadosos”, añadió”, “pero la respuesta es que sería una circunstancia muy especial”, dijo al ser preguntado específicamente sobre los soñadores del programa DACA (los jóvenes llegados al país cuando eran aún niños y que han hecho su vida aquí).

Cesar Vargas, el primer soñador en lograr una licencia de abogado en Nueva York, creó una organización para instar al Pentágono a admitir a estos inmigrantes sin papeles. “Queríamos demostrar nuestro deseo de defender este país, como tantos inmigrantes han hecho desde la Guerra de Independencia,” afirmó en conversación telefónica con Noticias Telemundo.

SHARE