Home Deportes Jean y Sy, el futuro de Brasil y Senegal en sus manos

Jean y Sy, el futuro de Brasil y Senegal en sus manos

SHARE

El portero brasileño Jean, que lleva más de 400 minutos sin recibir goles y dos series de penaltis ganadas, y su homólogo senegalés Ibrahima Sy, autor de tres paradas en la definición por penales ante Ucrania en octavos, serán clave en la semifinal entre sudamericanos y africanos el miércoles en Christchurch.

Ambos se han alzado como héroes de sus selecciones en momentos cruciales del torneo, para seguir dando vida al sueño del título desde el arco, a pesar de que de pequeños los dos se iniciaron en el fútbol como delanteros y luego se reconvirtieron en guardametas.

El pentacampeón mundial Brasil ha encontrado en su zaga liderada por Marlon, seguido por el Barcelona, y Lucao, titular del primer equipo del Sao Paulo, argumentos sólidos para avanzar a semifinales, aunque su verdadera estrella en el fondo se llama Jean, el chico del Bahía que ha debutado hace poco en primera.

Desde aquel remate duro del húngaro Bence Mervo, máximo artillero del torneo con cinco dianas, a los 8 minutos del segundo duelo del grupo E, en el que Jean tuvo gran responsabilidad al dejar escapar la pelota de sus manos, el arquerito brasileño se mostró firme. Pareció un llamado de atención que le terminó de sacar los nervios.

Brasil venció 2-1 a Hungría y luego goleó 3-0 a Corea del Norte para ganar su llave. En octavos, tras 120 minutos se impuso 5-4 por penales a Uruguay y luego de otros 120 minutos en los que fue muy exigido por Portugal, Jean brilló en la definición desde los 12 pases al detener el tiro de Raphael Guzzo, cuando los lusos ya estaban en ventaja en la serie, que acabó 3-1 para los sudamericanos.

“Estudio bastante a los pateadores antes de los partidos”, confía Jean, que sin darse cuenta ya suma 412 minutos sin encajar goles.

Portugal “tuvo bastantes oportunidades y en algunas de esas hice buenas paradas”, añade al sitio de la FIFA el joven que se hizo titular recién en Nueva Zelanda-2015 con sus virtudes de ser “un arquero moderno, que juega con los pies, rápido, con agilidad y que se posiciona bien en la línea del arco”.

Jean, hijo del exportero del Bahía Jean Carlos Fernandes, puede ser fundamental otra vez en las semifinales contra la debutante Senegal, aunque si el partido llega a la serie de los penales los brasileños tendrán que tener cuidado con Ibou Sy.

-Duelo de atajapenales-

El guardameta senegalés ha sido una de las principales figuras de su equipo a lo largo del torneo, pero especialmente cuando se vistió de estrella en la tanda de penales de octavos de final contra Ucrania, al tapar tres tiros seguidos que le dieron el triunfo al subcampeón africano por 3-1, tras 1-1 en el juego.

“Tengo un don especial para los penales, aunque no lo puedo explicar, simplemente lo llevo adentro”, revela Sy, quien se ha inspirado en el francés Fabien Barthez, especialmente por su actitud para jugar con los pies.

Contratado por el Lorient francés, pero con paso por las divisiones inferiores del gigante galo Olympique de Marsella, el chico de Dakar sueña con llegar a la gran final de Auckland el próximo sábado volviendo a ser fundamental para su selección, en el que arrancó como tercer portero durante la Copa de África Sub-20 pero luego se ganó la titularidad que no soltó más en Nueva Zelanda.

“Da tranquilidad al equipo. Es importante para nosotros tener un portero como él, ya que la defensa ha ganado en confianza a medida que Ibrahima Sy ha tenido grandes actuaciones”, elogia el seleccionador Joseph Koto, quien no para de motivar a sus muchachos recordándoles que para Senegal “el torneo acaba en la final”, con permiso de Brasil en semis.

© 2015 AFP

Jean y Sy, el futuro de Brasil y Senegal en sus manos

SHARE