Home Deportes Jedinak mete a Australia en Rusia 2018

Jedinak mete a Australia en Rusia 2018

SHARE

Mile Jedinak, el capitán ‘aussie’, logró un triplete a balón parado que acabó con el sueño de Honduras (3-1) en la vuelta del repechaje intercontinental y clasificó a Australia para el Mundial de Rusia 2018.

El fornido centrocampista local desniveló una eliminatoria que al final se llevó el equipo que mostró más ambición ofensiva en esta confrontación, aunque le acompañó la suerte en el primer tanto -su lanzamiento de falta rozó en el costado de Henry Figueroa- y la polémica en el segundo -un penal de Bryan Acosta muy protestado-.

En el tercer tanto, con todo decidido y definido, la pena máxima fue indiscutible porque la falta de Jerry Palacios sobre Robbie Kruse fue clara. Jedinak de nuevo se mostró infalible.

Honduras, que se había defendido con mucho orden y eficacia en la primera mitad, trató de revertir la situación cuando se vio con el marcador en contra, pero no dio con la tecla para plantear más batalla y no tuvo más remedio que claudicar, con lo que se queda a las puertas de disputar su cuarto Mundial, algo que en la fase de clasificación de la Concacaf tuvo relativamente cerca.

Ange Postecoglou y Jorge Luis Pinto convirtieron el césped del ANZ Stadium en un auténtico tablero de ajedrez. Dispusieron sus fichas dentro de las previsiones para minimizar las virtudes del contrario y convirtieron el choque en una gran lucha táctica, marcada por unas precauciones incluso excesivas.

Pinto prestó especial atención al que considera jugador más desequilibrante de los ‘Socceroos’, Mathew Leckie, y lo tapó con Emilio Izaguirre -hasta que este se lesionó y fue reemplazado antes del descanso- y Eder Alvarado, quien colaboró también con los centrales de forma intensiva.

Honduras creó una tela de araña en la medular para frenar a su vez a la movilidad de Aaron Mooy y Tommy Rogic y, como anunció su técnico, confió buena parte de su suerte para llegar ante Matt Ryan a encontrar la espalda de la zaga local con Antony ‘Choco’ Lozano y con la velocidad de Alberth Elis e incluso Romell Quioto.

Como estaba previsto, los ‘aussies’ llevaron la iniciativa del encuentro y tuvieron la posesión del balón de forma casi abrumadora, pero ese trabajo solidario de la ‘H’ le cerró los caminos hacia la meta de Donis Escober.

El veterano Tim Cahill, ausente en la ida tras lesionarse en el tobillo derecho, apenas apareció en la zona de peligro porque no le llegó balón alguno. Honduras completó un trabajo defensivo encomiable con su 5-4-1.

Tan solo un lanzamiento de falta esquinado de Aaron Moy al cuarto de hora y un remate desde dentro del área de Tommy Rogic (m.39) inquietaron relativamente a la selección de Pinto, aunque en el debe hondureño hubiera que anotar que apenas pisó el área local.

Es cierto que al conjunto catracho, tras el 0-0 de la ida, le podía bastar un solo gol para certificar su cuarta presencia mundialista, pero también que no encontró esa acción que buscaba por sus excesivas precauciones atrás.

Australia sí que vio premiada su mayor ambición con una acción de fortuna al inicio del segundo tiempo. Cuando, tras una falta en el borde del área sobre Rogic, la materializó Mile Jedinak, el capitán del cuadro local, si bien tuvo la tremenda fortuna de que su mal lanzamiento rozó en el costado de Henry Figueroa -no estaba ni en la barrera- y despistó completamente a Donis Escober.

SHARE