SHARE

El Pentágono ha anunciado este martes que los recientes ataques aéreos llevados a cabo sobre Kobane son los más grandes cometidos en la ciudad kurda desde que la coalición internacional que encabeza Estados Unidos entrara en acción en Siria.

Las fuerzas militares de Estados Unidos, junto a sus aliados internacionales, efectuaron entre el lunes y este martes 21 ataques aéreos contra las posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) en Siria, principalmente en las inmediaciones de la ciudad kurda de Kobane, y uno más en Irak.

En Siria, los ataques acabaron con dos campamentos, un edificio, un camión, un vehículo armado y otro regular, y dañaron otra ubicación estratégica, dos edificios más y otros dos puestos de instalaciones de los terroristas, según informó el Mando Central estadounidense (Centcom) en un comunicado.

Los bombardeos, en los que también participaron las fuerzas aéreas de Arabia Saudí, golpearon asimismo otras siete zonas de abastecimiento del IS, dos posiciones de mortero, tres edificios más ocupados por los extremistas suníes y una instalación de almacenamiento de artillería. Una de las ofensivas se produjo cerca de la ciudad de Dayr az Zawr, contra una refinería.

“Estos ataques aéreos están diseñados para interceptar los refuerzos y reabastecimientos del IS, y permitir que las fuerzas kurdas mantengan el poder de Kobane”, agregó el Centcom, quien asegura que continúa vigilando la situación de la ciudad y que “hay indicios” de que los ataques aéreos han frenado los avances del IS. “Sin embargo, la situación de seguridad sobre el terreno allí sigue siendo inestable, con el IS intentando ganar territorio y la milicia kurda aguantando” su ofensiva, añade el comunicado.

Precisamente este martes, los kurdos han anunciado haber recuperado el control de una colina a las afueras de la ciudad de Kobane, en la frontera entre Siria y Turquía, que fue tomado la semana pasada por los yihadistas.

Kobane, en la provincia de Alepo, es uno de los tres principales enclaves kurdos de Siria y es objetivo de una ofensiva del IS desde el 16 de septiembre. Los otros dos enclaves son las regiones de Afrin, también en Alepo, y Yazira, en la provincia de Al Hasaka (noreste).

Por otra parte, en Irak, un ataque al suroeste de la ciudad de Kirkuk ha destruido uno vehículo armado y un vehículo corriente pertenecientes a los yihadistas.

La coalición lanza el mayor ataque aéreo sobre Kobane desde el inicio de la campaña contra el IS

SHARE