Home Deportes La mano de Manu Ginóbili le da el triunfo a los Spurs

La mano de Manu Ginóbili le da el triunfo a los Spurs

SHARE

SAN ANTONIO – “Manu… es Manu”, dijo el entrenador de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich, cuando el argentino atravesaba el peor momento ofensivo en postemporada de su carrera.

Manu Ginóbili había fallado en anotar en los cuatro primeros juegos contra los Memphis Grizzlies en la primera ronda de los playoffs actuales.

Pero todos en la organización repetían que Ginóbili aparecería en cualquier momento, cuando más fuera necesitado.

Así sucedió este martes por la noche, cuando el veterano argentino tuvo otro épico desempeño que incluyó más de 31 minutos sobre la duela; 12 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y uno de los bloqueos más importantes de su ilustre carrera, el que selló la victoria de los Spurs en el quinto partido contra los Houston Rockets y que puso la serie 3-2 a su favor.

“Manu es el tipo de muchacho que no le importan sus puntos, asistencias o cualquier número”, dijo su compañero Danny Green. “Sólo quiere ganar el partido, como sea”.

Ginóbili, de 37 años, incluidos 14 en la NBA, fue uno de los factores fundamentales desde el primer periodo en el que los Spurs sobrevivieron a un encuentro que pareció en todo momento tener dominado Houston, que estuvo arriba en la pizarra hasta por nueve puntos.

Como reiteró su compañero Green, el argentino pone más que estadísticas; llena de energía por complete el AT&T Center.

Esta vez, tuvo que trabajar tiempo extra porque los Spurs están hace par de partidos sin Tony Parker y tampoco contaron esta noche en la última posesión del tiempo regular y en la prórroga con su estrella, Kawhi Leonard, quien se lastimó el tobillo izquierdo.

“Me sentí bien desde el principio, con energía, en ritmo”, dijo Ginóbili. “Es probable que mañana me duela todo el cuerpo porque hace tiempo, tal vez todo el año, que no jugaba 30 (31:36) minutos como hoy, pero esta noche con la adrenalina ni siquiera me sentía cansado”.

“Fue un buen triunfo porque sabíamos que no podíamos ir a Houston (para el Juego 6) al borde de la eliminación”, agregó. “Esta victoria no significa que ya ganamos la serie, pero al menos nos da un buen respiro”.

A falta de Leonard, Green se convirtió en la estrella final de los Spurs con nueve puntos en el cuarto periodo y siete de los nueve que anotó su equipo en el tiempo extra.

“Creo que todos decidimos ser más agresivos cuando Kawhi quedó fuera, sin importar lo que pasara”, dijo Green. “No íbamos a quedarnos viendo cómo perdíamos el partido”.

Pero al final, Ginóbili hizo la jugada que puede marcar el boleto a las Finales de la Conferencia Oeste, al bloquear un intento de triple de James Harden prácticamente con el reloj en cero.

El propio argentino reconoció que fue una jugada arriesgada porque pudo cometer falta y darle la oportunidad a Harden de ir a la línea con tres tiros para dejarlos tendidos en la duela.

Pero al final, Manu fue Manu.
“Manu regresó y nos dio uno de sus desempeños de años pasados”, dijo Popovich. “Estuvo fuerte. De hecho fuimos con él porque Kawhi estaba fuera de la cancha para generar algo de ofensiva y hacer que algunas cosas sucedieran”.

“Hizo un gran trabajo, ya sea distribuyendo el balón o anotando“, agregó. “Estuvo en grande para nosotros“.

Patty Mill, quien abrió el partido como titular, en reemplazo de Dejounte Murray, coincidió como casi todos en la arena en que el desempeño del argentino fue fundamental en la victoria de los Spurs.

“Es increíble lo que trae para nosotros”, indicó. “Es inspirador, el juego que hace con tanta pasión. Eso se contagia a todos”.

Incluso, hasta el entrenador de los Rockets, Mike D’Antoni, sabe que Ginóbili aún puede hacer que las cosas sucedan.

“Me imaginé que Manu iba a tener uno o dos muy buenos juegos y eso pasó”, dijo D’Antoni. “Pero ha sido grandioso toda su vida”.

SHARE