SHARE

La investigación de la muerte de una prostituta en Hammond (Indiana, EE.UU.) ha propiciado la captura de un presunto asesino en serie de al menos siete mujeres y cuyos crímenes podrían remontarse a hace dos décadas, según informan varios medios locales.

Darren Deon Vann, de 43 años y con antecedentes por agresión sexual en Texas, fue detenido el sábado, un día después de que Afrika Hardy, una prostituta de 19 años, fuera hallada muerta en un motel de carretera de Hammond y confesó ser el autor del crimen.

Vann residía en la vecina localidad de Gary, a 40 kilómetros de Chicago, donde se han encontrado otros seis cadáveres en casas abandonadas que el presunto asesino señaló a la policía.

Todas las víctimas son mujeres, de entre 19 y 36 años y vecinas de la zona o alrededores. Al menos dos, incluida Hardy, murieron estranguladas.

“Es posible que la investigación lleve al hallazgo de más víctimas”, admitió ayer el jefe de la policía de Hammond, John Doughty, en rueda de prensa.

Se desconoce por el momento el móvil de los asesinatos y si existía alguna relación previa entre Vann y sus víctimas, pero sí se sabe que al menos tres de los cadáveres fueron hallados en la misma casa abandonada.

El presunto asesino en serie fue descubierto a través del portal de internet por el que contrató los servicios de Hardy, a la que estranguló horas más tarde en un motel.

“Podrían ser casos de hasta hace 20 años, sobre la base de algunas declaraciones que tenemos, pero todavía tiene que ser corroborado”, ha indicado el jefe de Policía de Hammond, que no descarta la posibilidad de que aparezcan más víctimas y añade que Vann continúa declarando ante las autoridades, según informa la cadena estadounidense CNN.

Doughty ha dicho que no sabe exactamente por qué Vann –que fue puesto en libertad en julio de 2013– cooperó tras confesar únicamente el primero de los crímenes, dando descripciones a la Policía y acompañando a los oficiales a determinados lugares. Sin embargo, sugiere que puede que quiera llegar a un acuerdo con los fiscales.

La policía ‘caza’ a un asesino en serie de siete mujeres en Indiana

SHARE