Home Noticias Las lecciones del devastador terremoto de 1985 que Ciudad de México no...

Las lecciones del devastador terremoto de 1985 que Ciudad de México no aprendió

SHARE

No corro. No grito. No empujo. Una frase que varias generaciones de mexicanos aprendieron de memoria desde niños.

Es parte de la cultura de protección ante un sismo, y que, desde 1985 cuando un terremoto devastó parte de Ciudad de México, forma parte de una arraigada cultura de protección civil.

Pero algunas de las consecuencias del movimiento telúrico de 7,1 grados Richter que el pasado 19 de septiembre sacudió a la capital y dos estados vecinos, revelan que existen lecciones no aprendidas a 32 años de esa tragedia.

Desorganización en la entrega y reparto de ayuda, ausencia de autoridades en algunas zonas afectadas e incluso información falsa que provoca alarma son algunos de los puntos donde la historia parece repetirse.

Tras el reciente sismo algunos criticaron la forma como se atiende la emergencia, pero las autoridades aseguran que no hay desorden.

“La gente afectada siente que no es atendida porque quisiera que a ella se le hiciera caso”, le dijo a BBC Mundo Gilberto Hernández Andreu, subsecretario de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Tenemos que atender a toda la gente que está afectada y tenemos que tomar todas las medidas adecuadas”.

Las cifras del terremoto que sacudió el centro de México este martes
286 personas muertas
148 de los fallecidos estaban en Ciudad de México, el lugar con más víctimas fatales
7,1 fue la magnitud del terremoto
32 años se cumplía ese mismo día del devastador terremoto que dejó miles de muertos en México
12 días antes hubo un temblor de magnitud 8,1 en el sur del país que dejó al menos 90 muertos
Sistema Nacional de Protección Civil de México
Pese a las críticas, la conclusión de especialistas es que sin la referencia del terremoto de hace tres décadas, el impacto del reciente sismo hubiera sido mayor en la ciudad.

Algunas de las lecciones del terremoto de 1985 que Ciudad de México no parece haber asumido por completo.

Leyes incumplidas
Hace 32 años el terremoto de 8,1 grados Richter causó la muerte a 12.000 personas y más de 53.000 casas y edificios sufrieron daños.

Cientos colapsaron con el movimiento de tierra y otros fueron demolidos posteriormente.

Ahora la situación fue distinta. El Gobierno de la Ciudad de México señala que 38 edificaciones se derrumbaron con el sismo del martes.

Todavía no hay datos concretos sobre los inmuebles afectados, aunque algunos medios señalan que pueden ser miles.

Más allá de los números, algunos advierten que las autoridades no vigilaron que se cumplieran los reglamentos de construcción en algunas de las zonas más afectadas.

Tras el sismo de 1985, recuerda la diputada constituyente Mayela Delgadillo, se estableció una norma que prohíbe, en colonias como Roma, Condesa o Juárez, la construcción de inmuebles con más de cuatro pisos.

Con el paso de los años se cambiaron estas reglas. Pero no es todo.

Después del terremoto se realizaron varios mapas de riesgos de la ciudad para prevenir algún problema en las construcciones o determinar sitios sensibles en emergencias como un sismo.

Esa información no se conoce pues el gobierno de la capital la catalogó como “clasificada”, afirma la diputada.

“Los mapas te permiten determinar la mecánica de suelos y saber qué tipo de construcción puedes hacer en un terreno”, le dice a BBC Mundo.

“Pero también conocer si tu edificio afecta a los vecinos, a una calle o toda la colonia”.

Y además, en los últimos años no se revisa de manera cotidiana, como marcan las leyes, las condiciones de edificios y casas ubicados en zonas sísmicas.

 

SHARE