SHARE
In this Dec. 30, 2014, photo provided by the U.S. Coast Guard, members of the U.S. Coast Guard Cutter Knight Island approach a boat with 12 Cuban migrants southwest of Key West, Fla. The Cuban migrants were repatriated to Cabanas, Cuba. Coast Guard officials said Monday, Jan. 5, 2015, that the number of Cubans attempting to reach Florida illegally by sea has surged since the U.S. and Cuba announced they would restore diplomatic relations. (AP Photo/U.S. Coast Guard)

Los legisladores cubanoamericanos, quienes en su mayoría representan el ala más intransigente dentro del Congreso en contra del régimen cubano, reaccionaron negativamente ante el anuncio del presidente Obama de retirar la política de “pies secos, pies mojados”, que otorga estatus de residencia legal a los cubanos que llegan a Estados Unidos.
Bob Menendez, senador demócrata por New Jersey, asegura que “el anuncio de hoy sólo servirá para endurecer la soga que el régimen de Castro sigue teniendo alrededor del cuello de su propio pueblo”.
Menendez afirma que “el Congreso no fue consultado antes de este abrupto anuncio de la política a sólo 9 días de que finalice esta administración”.
Y asegura que “los recientes cambios mal concebidos en la política estadounidense hacia Cuba han recompensado al régimen con un salvavidas económico, dejando cada día a los cubanos menos optimistas sobre su futuro bajo una brutal dictadura totalitaria”.

Por su parte, la congresista republicana por la Florida, Ileana RossLehtinen,  criticó la decisión de Obama de cancelar el Programa de admisión provisional para los Médicos Cubanos, que ayuda también a los médicos a legalizar su estatus en los Estados Unidos.
“No hay ninguna razón para esta temeraria concesión a un régimen que envía a sus médicos a naciones extranjeras en una especie moderna de servidumbre”, afirmó Ross Lehtinen.
Sobre la cancelación de la política dijo: “En otro mal acuerdo, la Administración Obama ha negociado la política de ‘pies secos, pies mojados’, por la eliminación de un importante programa que ofrecía una salida a los médicos cubanos que buscan escapar de una fuerza laboral que sólo favorece al régimen de opresión”.

Mario Díaz Balart, congresista republicano por la Florida, fue otro de lo que condenó el anuncio del presidente Obama.
“A sólo ocho días de dejar su cargo, el presidente Obama ha encontrado una nueva forma de frustrar las aspiraciones democráticas de los cubanos y ofrecerle otra vergonzosa concesión al régimen de Castro”, manifestó.
Según Díaz Balart, la política de Obama hacia el régimen de Castro no ha mejorado los derechos humanos ni la libertad en la isla.
“Por el contrario, las detenciones políticas documentadas alcanzaron la cifra de casi 10.000 arrestos en 2016, al tiempo que renombrados activistas como Berta Soler, Danilo Maldonado Machado “El Sexto” y activistas laborales como Iván Carrillo, sufrieron arrestos en las pasadas semanas. “El Sexto” se mantiene encarcelado y su abogado estadounidense, Kim Motler, fue acosado e interrogado cuando viajó a Cuba para representarlo”.

SHARE