Home Noticias Levantan restricciones de carga para acelerar ayuda a Puerto Rico

Levantan restricciones de carga para acelerar ayuda a Puerto Rico

SHARE
A helicopter flies close to a vessel of a U.S. Coast Guard boat after the area was hit by Hurricane Maria at the port in San Juan, Puerto Rico, September 26, 2017. REUTERS/Alvin Baez - RC153CE6D030

El presidente Donald Trump autorizó este jueves levantar restricciones sobre el transporte de carga a Puerto Rico, a fin de poder enviar ayuda humanitaria a la isla tras la reciente tormenta.

La suspensión de la Ley Jones para Puerto Rico responde a una solicitud del gobernador de la isla y la medida “es efectiva inmediatamente”, dijo la vocera presidencial Sarah Huckabee Sanders en un tuit.

La Ley Jones es una ley federal prácticamente desconocida que prohíbe el transporte de carga entre puertos estadounidenses por buques foráneos.

Tanto republicanos como demócratas le han estado pidiendo a Trump que levante la ley en el caso de Puerto Rico para que lleguen más rápido los suministros humanitarios.

El levantamiento de esa restricciones coincide con el anuncio de que las operaciones de asistencia a Puerto Rico tras el paso del huracán María quedaron desde el miércoles en manos de un general de brigada con experiencia en zonas de combate.

El Departamento de Defensa nombró al General de brigada Richard Kim como jefe de las operaciones de emergencia y responsable de dilucidar las necesidades más urgentes en la isla, mientras crece la escasez de agua, electricidad, combustible y hasta el dinero en medio de una pesadilla logística en la isla..

La decisión de nombrar a Kim, general de una estrella, fue tomada luego de la visita del director de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés), William Long.

El Pentágono ha defendido la respuesta militar a la emergencia y asegura haber llevado a Puerto Rico todo lo que FEMA le ha pedido mientras se prepara para el esfuerzo de reconstrucción de la infraestructura dañada por el paso del huracán, un plan a largo plazo.

Pero la poderosa tormenta prácticamente ha creado una parálisis en el territorio estadounidense que podría durar semanas, sino meses, y mucha gente se está quedando sin medios para sobrevivir.

La mayor parte de los puertorriqueños no tienen agua potable, las comunicaciones son extremadamente deficientes y aunque desde el sábado el puerto de San Juan está repleto de contenedores con agua, medicinas y otras provisiones, los conductores de las empresas de transporte no se han presentado a sus trabajos y no hay manera de mover los contenedores.

La misión de Kim, en ese sentido, es la de tomar decisiones para llevar la ayuda donde más se necesita. “Es un gran paso en la dirección correcta”, dijo Elaine Duke, la secretaria interina del Departamento de Seguridad Nacional a los legisladores del Senado.

“Lo que el [Departamento de Defensa] está haciendo es ayudándonos a llevar las provisiones, pero también a abrir carreteras”, indicó Duke. “También dirigen la remoción de escombros, que es enorme. Todavía tenemos áreas a las que no podemos acceder por carretera”.

El nombramiento del General Kim parece responder a los reclamos de algunos legisladores en Washington, para que el presidente Donald Trump tome medidas más agresivas y urgentes para ayudar a Puerto Rico.

También atiende el llamado de más un centenar de legisladores demócratas —incluidos los boricuas Nydia Velázquez, José Serrano, Luis Gutiérrez y Daren Soto— que demandaron más apoyo del Pentágono como se hizo en Florida después del huracán Irma.

Se espera que con el cambio de logística, los alimentos y el agua embotellada llegue pronto a los más necesitados, y se normalice el suministro de combustible, no solo necesario para movilizarse sino también para hacer andar los generadores de electricidad particulares, que son la única alternativa viable en el corto plazo para la mayoría de los puertorriqueños.

Trump tiene planeado visitar Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses la próxima semana.

SHARE