Home Actualidades Los 10 trabajos más deseados del mundo

Los 10 trabajos más deseados del mundo

SHARE

La mayoría de la gente trabaja porque no le queda más remedio, porque necesita el dinero que le pagan para comprar lo necesario para sobrevivir. Pocos son los afortunados que, además, disfrutan de su empleo. Y menos aún los que se lo pasan tan bien que dan envidia a los demás. Esta curiosa lista recoge puestos por los que más de uno estaría dispuesto no solo a no cobrar, sino incluso a pagar para poder ejercerlos.

Los 10 trabajos más deseados del mundo

Cuidador de una isla paradisiaca

Pasarse la vida viviendo en un hotel de lujo, bañándose en la playa, buceando en aguas cristalinas, sacando fotos, contando la experiencia en un blog… y cobrando por ello. El departamento de Turismo de Australia llegó a ofrecer un puesto con estas características. No es difícil imaginar que la demanda era mucho mayor que la oferta.

Catador de chocolate

Este delicioso derivado del cacao puede tener en su sabor miles de matices, en función de la combinación exacta de ingredientes, que sólo los paladares más expertos son capaces de detectar. No sólo es un trabajo muy dulce, sino que además está bien pagado: hasta 60.000 dólares al año en algunos casos.

Fotógrafo ciclista de Google Maps

El popular servicio cartográfico de Google ofrece también imágenes reales de las calles de más de medio planeta, aunque en algunas zonas se encuentra con un problema: los coches que utiliza para fotografiar no pueden circular, bien por restricciones específicas al tráfico, bien porque, simplemente, se trata de vías tan estrechas que no caben. Para solucionar este inconveniente, a los ingenieros se les ha ocurrido una solución muy original: montar el sistema, compuesto por nueve cámaras, un GPS, un ordenador y un generador de electricidad, en un triciclo. Que, naturalmente, alguien tiene que llevar a base de pedaladas. Pero ¿qué mejor trabajo que uno que permite mantenerse en forma haciendo ejercicio y, además, contribuye a que todo el mundo conozca la ciudad?

Probador de camas de lujo

La estudiante británica Roisin Madigan fue la elegida por la firma británica Savoir Beds, que fabrica lechos de lujo destinados a mansiones de multimillonarios, para probar y evaluar sus productos. Durante todo un mes tuvo que pasar ocho horas diarias (de diez de la mañana a seis de la tarde) sobre diferentes colchones, y luego escribir informes al respecto. El sueldo fue de 1.000 libras.

Probador de toboganes acuáticos

¿Son suficientemente rápidos? ¿Son seguros? ¿Cae la cantidad adecuada de agua? ¿Resultan divertidos? Esos son, entre otros, los aspectos que debe comprobar el que se dedique al trabajo con el que muchos fantasean de cara al verano.

Falso ejecutivo

Este trabajo tiene un inconveniente: está reservado a un estereotipo físico concreto. Hay que ser de raza blanca y tener buena presencia, la suficiente como para ofrecer la apariencia de todo un directivo de primer nivel. Los conocimientos empresariales en realidad no son necesarios: para esta tarea lo único que importa es el aspecto. Algunas empresas chinas demandan este perfil de gente, porque allí contar con un occidental en el equipo transmite la imagen de ser una compañía fuerte y con buenos contactos en el ámbito internacional.

Cuidador de crías de panda

Porque estos osos tan adorables también necesitan que se hagan cargo de ellos, sobre todo cuando son muy jóvenes y aún no han alcanzado los 125 kilos a los que pueden llegar de adultos a base de devorar bambú. Puede que no sea el trabajo más emocionante del mundo… pero sí uno de los más tiernos.

Cuidador de una isla paradisiaca

Pasarse la vida viviendo en un hotel de lujo, bañándose en la playa, buceando en aguas cristalinas, sacando fotos, contando la experiencia en un blog… y cobrando por ello. El departamento de Turismo de Australia llegó a ofrecer un puesto con estas características. No es difícil imaginar que la demanda era mucho mayor que la oferta.
Catador de chocolate

Este delicioso derivado del cacao puede tener en su sabor miles de matices, en función de la combinación exacta de ingredientes, que sólo los paladares más expertos son capaces de detectar. No sólo es un trabajo muy dulce, sino que además está bien pagado: hasta 60.000 dólares al año en algunos casos.

Fotógrafo ciclista de Google Maps

El popular servicio cartográfico de Google ofrece también imágenes reales de las calles de más de medio planeta, aunque en algunas zonas se encuentra con un problema: los coches que utiliza para fotografiar no pueden circular, bien por restricciones específicas al tráfico, bien porque, simplemente, se trata de vías tan estrechas que no caben. Para solucionar este inconveniente, a los ingenieros se les ha ocurrido una solución muy original: montar el sistema, compuesto por nueve cámaras, un GPS, un ordenador y un generador de electricidad, en un triciclo. Que, naturalmente, alguien tiene que llevar a base de pedaladas. Pero ¿qué mejor trabajo que uno que permite mantenerse en forma haciendo ejercicio y, además, contribuye a que todo el mundo conozca la ciudad? menos
Probador de camas de lujo

La estudiante británica Roisin Madigan fue la elegida por la firma británica Savoir Beds, que fabrica lechos de lujo destinados a mansiones de multimillonarios, para probar y evaluar sus productos. Durante todo un mes tuvo que pasar ocho horas diarias (de diez de la mañana a seis de la tarde) sobre diferentes colchones, y luego escribir informes al respecto. El sueldo fue de 1.000 libras.
Probador de toboganes acuáticos

¿Son suficientemente rápidos? ¿Son seguros? ¿Cae la cantidad adecuada de agua? ¿Resultan divertidos? Esos son, entre otros, los aspectos que debe comprobar el que se dedique al trabajo con el que muchos fantasean de cara al verano.

Falso ejecutivo

Este trabajo tiene un inconveniente: está reservado a un estereotipo físico concreto. Hay que ser de raza blanca y tener buena presencia, la suficiente como para ofrecer la apariencia de todo un directivo de primer nivel. Los conocimientos empresariales en realidad no son necesarios: para esta tarea lo único que importa es el aspecto. Algunas empresas chinas demandan este perfil de gente, porque allí contar con un occidental en el equipo transmite la imagen de ser una compañía fuerte y con buenos contactos en el ámbito internacional. menos
Cuidador de crías de panda

Porque estos osos tan adorables también necesitan que se hagan cargo de ellos, sobre todo cuando son muy jóvenes y aún no han alcanzado los 125 kilos a los que pueden llegar de adultos a base de devorar bambú. Puede que no sea el trabajo más emocionante del mundo… pero sí uno de los más tiernos.

Vigilante de un castillo medieval

¿Qué te parece la idea de tener todo un castillo abandonado del siglo XIII para ti solo? En Escocia pagan 20.000 libras al año, más los gastos de alimentación, a quien esté dispuesto a instalarse allí y ocuparse de cuidarlo en buenas condiciones.

Cuidador de canguros

Quizás el trabajo más original de la lista fue el que ofreció el gobierno australiano para que la población se animara a instalarse en las sabanas poco pobladas del norte del país. Cuando no pueden esconderse en la bolsa de su madre, las crías de estos animales son seres muy indefensos que necesitan mucha atención y cariño.

Catador de cerveza

La labor soñada por millones de personas es evaluar la calidad del zumo de cebada fermentado antes de que salga a la venta. Hay que tener un sentido del gusto muy desarrollado. Un hígado resistente también ayuda.

Los 10 trabajos más deseados del mundo

SHARE