Home Noticias Maduro pide a la oposición dejar elegir la Constituyente

Maduro pide a la oposición dejar elegir la Constituyente

SHARE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, exigió el domingo a sus adversarios políticos que permitan que los venezolanos se expresen el 30 de julio y elijan en paz a los miembros de una Asamblea Constituyente que estará a cargo de reescribir la carta magna.

La oposición anunció un paro cívico de 48 horas para el miércoles y jueves como medida de presión para evitar que el mandatario eche a andar la Asamblea Constituyente.

El llamado ha sido respaldado por al menos 350 organizaciones sindicales. Para el viernes la oposición tiene previsto realizar una gran movilización en Caracas, de la cual aún no ha revelado detalles, y en caso de que para entonces el gobierno continúe firme en sus intenciones de celebrar la constituyente, revelarán las próximas acciones a seguir.

“Exijo a la oposición que tenga un poquito de honor y que respete el derecho de los venezolanos a votar este 30 de julio sin violencia”, dijo el mandatario en su programa dominical de radio y televisión “Los domingos con Maduro”.

Dirigiéndose al presidente de la Asamblea Nacional, el diputado opositor Julio Borges, Maduro expresó que “tenemos grandes diferencias, pero si tú tienes la jefatura política de este momento histórico, asume la responsabilidad por alguien. Rectifiquen a tiempo y lleguemos a un acuerdo de paz y convivencia, para que este país se enrumbe”.

El comentario de Maduro se produjo horas después que el diputado Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea Nacional y quien habló a nombre de la coalición opositora, dijo que en relación a la Constituyente el pueblo venezolano “ya decidió” en una consulta popular el 16 de Julio y “no permitirá” que en Venezuela “se instaure un comunismo”.

“El pueblo de Venezuela tiene que activar la huelga general, todo el pueblo tiene que venirse a Caracas y prepararse para el boicot cívico electoral si esta dictadura no decide suspender ese proyecto de aniquilación de la República, que es el fraude constituyente” dijo Guevara el domingo en conferencia de prensa desde la sede del parlamento.

Norma Torres, dirigente del sector eléctrico del Frente de Trabajadores, informó en declaraciones a los medios que “inicialmente llamamos a dos días de huelga, pero todo dependerá de cómo se vaya presentando la situación porque la intención es una, que termine este Gobierno de una buena vez y llamen a elecciones.”

La dirigencia opositora también pidió que, este lunes los ciudadanos acudan a sus centros de votación para colocar pancartas con peticiones dirigidas a la Fuerza Armada Nacional (FAN) para que “defiendan la Constitución”. Durante la tarde rendirán homenaje a los “jóvenes que han sacrificado su vida” por la democracia.

Desde el viernes, la FAN se encuentra desplegada custodiando los distintos centros de votación, en donde está previsto llevar a cabo la elección de 537 de los 545 miembros de la ANC el próximo domingo 30 de julio.

El ministro de la defensa, Vladimir Padrino, reaccionó el domingo calificando la actividad convocada por la oposición “como un acto de provocación de impredecibles consecuencias”.

“Estos llamamientos irresponsables denotan desequilibrio y un alto nivel de disociación que raya en apología al delito” escribió Padrino en su cuenta en Twitter.

Maduro manifestó que la elección de los miembros de una Asamblea Constituyente se realizará tal y como está previsto por ser “necesaria, justa, constitucional” y pese a que los “gobiernos de la coalición de derecha… pro imperialistas de la oligarquía colombiana, peruana”, entre otros, “en un solo coro repiten lo que dice el Departamento de Estado de los Estados Unidos” en contra de la iniciativa.

La oposición no postuló candidatos luego de catalogar de inconstitucional el proceso constituyente porque el llamado de Maduro no contó con un referendo previo, como marca la ley.

“Yo reconozco a la oposición y sé que tiene fuerza política también”, dijo Maduro al referirse a la reciente consulta contra de su plan de cambiar la constitución de 1999.

El 16 de julio, una coalición de partidos de oposición organizó una consulta popular simbólica contra la Constituyente que, según dijo, reunió a más de 7,5 millones de votos, cifra que no pudo confirmarse de manera independiente. Estados Unidos, la Unión Europea, Alemania, Brasil, Canadá y México están entre los países que han pedido el retiro de la propuesta de redactar una nueva carta magna.

SHARE