Home Entretenimiento Mágico regreso de Ricardo Arjona

Mágico regreso de Ricardo Arjona

SHARE

El cantautor ofreció un extenso concierto en medio de actos circenses y gracias al empeño de un grupo de boricuas que a última hora pudieron preparara el espectáculo, amenazado por un pleito judicial en República Dominicana.
Con ovaciones recibió el público puertorriqueño anoche al cantautor Ricardo Arjona en apoyo a todo lo que tuvo que pasar para llegar a cantar en suelo boricua.

Primero, el show que tenía para octubre fue pospuesto por el huracán María, y esta semana estuvo a punto de no llegar a presentarse por el conflicto que enfrentó para salir de la República Dominicana. Su equipo de música le fue embargado por las leyes dominicanas luego de que el productor dominicano, Saymon Díaz, lo denunció porque supuestamente le adeuda $700,000 desde el 2009.

Sin embargo, Arjona logró arribar a la isla en la tarde de ayer para cumplir con su cita en el Coliseo de Puerto Rico, José Miguel Agrelot, que estuvo lleno a tope por una audiencia más femenina, tanto de jovencitas como de señoras que pasaban las cuatro décadas, en una noche perfecta para rendirle tributo al amor.

“Hace cuánto que no nos vemos ¿dos años? Me echo la culpa yo, así que vamos a cantar hoy todo lo que no cantamos desde que no nos vemos… Después de las cosas que han pasado, es todo un caos, por lo que no vamos a hacer un recuento de las quejas, sino un recuento del futuro que vamos a vivir, que seguramente va a ser mejor de lo era. Lo cierto es que estar aquí es una muestra fehaciente de que los que estamos aquí estamos vivos de verdad. Hay gente haya afuera que respirar es estar vivo, y respirar es más que eso. Estar vivo es pelearse con el tráfico, con el presupuesto, con la fila para ver si un tipo que venga de algún lado logra agarrar un poquito de nuestra emoción. Estar vivo es golpear la roca hasta que se convierta en arena y cometer un pecado de vez en cuando. Es dejar de estar mandando besos por teléfono, en vez de darlos en vivo que son más ricos. Vamos a hacer de esto una celebración”, compartió el poeta en su primera intervención.

La puesta en escena inspirada en la nueva producción del guatemalteco, “Circo Soledad”, con la que abrió el show, es vibrante, costosa, mágica, en el que el protagonista parecía orbitar por la escena a la vez que artistas circenses con sus actos, y apoyados por imágenes ricas en fantasía reproducidas sobre los telones de la tarima, mantuvo cautivo al público. Todo parecía tener vida propia, que en momentos se cruzaban como para intercambiar sentimientos.

SHARE