Home Negocios Malas cifras del empleo complican perspectivas

Malas cifras del empleo complican perspectivas

SHARE

El mercado del empleo en Estados Unidos, afectado por la debilidad de la economía internacional, decepcionó fuertemente en septiembre, relanzando la incertidumbre sobre un ajuste de la política monetaria del banco central estadounidense.
La economía estadounidense creó solo 142.000 nuevos empleos el mes pasado, mostrando una nueva caída en los sectores manufacturero y minero.
Las cifras cayeron como un balde de agua fría sobre las expectativas de los economistas, que preveían 205.000 contrataciones netas.
Para ensombrecer aún más el panorama, el gobierno revisó también a la baja la cifra del mes de agosto a 136.000 nuevos empleos, contra 173.000 estimados previamente. Desde la primavera boreal y todo a lo largo de 2014 las creaciones de empleos superaban ampliamente el nivel de 200.000 por mes.
La tasa de desempleo se mantuvo en 5,1% en septiembre, su nivel más bajo en siete años.
Pero este buen comportamiento de la tasa de desempleo esconde otra mala noticia: la tasa de actividad cayó a su nivel más bajo desde el segundo shock de la crisis petrolera de 1977 (62,4%, equivalente a -0,2 punto), precisó el gobierno.

Renuncias.
Esta tasa de actividad, o proporción de la población en edad de trabajar que tiene empleo o está buscando uno, muestra que más personas renunciaron a buscar trabajo por su edad, falta de formación o no adecuarse a los requerimientos del mercado.
El hecho de que 350.000 personas hayan abandonado el mercado laboral ayudó así a mantener la tasa de desempleo en su nivel más bajo desde abril de 2008.
En un comunicado, la Casa Blanca atribuyó “el menor ritmo de creación de empleos en relación al inicio del año a la desaceleración del crecimiento en el extranjero y las turbulencias en los mercados financieros, que pesaron en la actividad económica”.
El jueves, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, había advertido que “hay motivos para estar preocupados” sobre la economía mundial.

Desaceleración.
“La perspectiva de un incremento de las tasas de interés en Estados Unidos y la desaceleración en China están contribuyendo a la incertidumbre y a una mayor volatilidad de los mercados”, señaló Lagarde en un discurso en Washington, añadiendo que algunas ganancias recientes “ahora están en riesgo”.
En cuanto a las creaciones de puestos de trabajo, las industrias vinculadas a la energía, afectadas por la baja de los precios del petróleo, incrementaron su pérdida de empleos netos (-10.000). Los efectivos en este sector cayeron en 102.000 desde enero.
Las industrias manufactureras no le van en zaga: perdieron 9.000 empleos en septiembre, tras una baja de 22.000 en agosto, lo que refleja el impacto de la débil demanda mundial y del fortalecimiento del dólar.
La baja de los precios mundiales vuelve más accesibles las importaciones mientras que el fortalecimiento del billete verde y la débil demanda internacional disminuyen las exportaciones estadounidenses.

Cifras decepcionantes.
Estas cifras decepcionantes del mercado laboral alejan la perspectiva de un alza de las tasas de interés antes de fin de año por parte del banco central (Reserva Federal, Fed).
Un incremento de las tasas directrices, que se mantienen prácticamente en cero desde hace casi siete años, parece excluida de la próxima reunión del Comité de política monetaria el 28 de octubre y aleatoria en la reunión siguiente, a mediados de diciembre.
“Aunque sigue siendo importante no reaccionar excesivamente a la publicación de un solo dato, esta vez vamos a hacer una excepción”, comentó Paul Ashworth, economista jefe para Estados Unidos de Capital Economics. “Las probabilidades de un alza de las tasas por parte de la Fed este año acaban de evaporarse”, aseguró.
Ian Shepherdson, de Pantheon Macroeconomics, no cree que haya un incremento en octubre, pero todavía “podría ser posible en diciembre, ya que habrá otros dos informes sobre el empleo antes de esa fecha”.
La presidenta de la Fed, Janet Yellen, aseguró la semana pasada que tanto ella como la mayoría del comité monetario están a favor de una primera alza “antes de fin de año” si no hay ninguna “sorpresa” económica.
“Un crecimiento menor de los empleos, una tasa de actividad menor y salarios estancados: no parece ser una receta para un alza de las tasas”, diagnostica Chris Low, economista de FTN Financial. (Por Virginie Montet, especial para AFP)

Malas cifras del empleo complican perspectivas

SHARE