Home Deportes Matías Almeyda, de redentor a culpable

Matías Almeyda, de redentor a culpable

SHARE

Somos tan buenos como nuestro último acierto o tan malos como el tropiezo más reciente… Al menos eso dicta la tendencia –errónea– de nuestros días.

Si quieres recibir alertas del Futbol Mexicano, descarga la App ahora. espn.com/app »

En el acelerado mundo que transitamos, el hoy se devora de un bocado al ayer, y no queda tiempo para el análisis, pues el juicio consume todo a su paso.

Matías Almeyda llegó al Guadalajara hace dos años y medio cuando el club atravesaba una de las peores crisis de su historia, y con trabajo, continuidad, paciencia y una inmediata adaptación al futbol mexicano, el argentino rindió frutos. Primero le devolvió el protagonismo al equipo e hizo olvidar los problemas de descenso… Después, llegaron los títulos.

Desde hace un par de torneos, el ‘Pelado’ y las Chivas viven la cara amarga del balompié: el título de Liga del Clausura 2017 les pasó una factura muy alta que, a la fecha, siguen pagando.

En la presente campaña, pese a un inicio desastroso, el Rebaño Sagrado tuvo un ligero repunte que le permitía soñar con la Liguilla, con un partido en puerta como local, nada menos que ante el Veracruz, uno de los clubes que lucha por mantener la categoría.

La oportunidad lucía inmejorable, pero, ¡oh, sorpresa! Almeyda decidió encarar el cotejo con un cuadro alternativo plagado de jóvenes, pues a media semana se juega la vuelta de las Semifinales de la Concachampions ante el New York Red Bulls.

Las críticas le llovieron al ‘Pelado’ en el entendido de que estaba ‘tirando la Liga’, y éstas se agravaron cuando a segundos de comenzar el encuentro, Benjamín Galindo Jr. perdió un balón que le costó el gol, y a la postre, la derrota al Guadalajara.

En una penosa conferencia de prensa –por el tipo de preguntas que le hicieron–, el técnico argentino tuvo que explicar que Galindo no jugó debido a que es el novio de su hija, si no porque decidió darle descanso a varios titulares pensando en el viaje y en buscar el pase a la Final en el torneo de la Concacaf.

El ‘Pelado’ no hizo algo ajeno a su profesión: el técnico está para tomar decisiones, y en ellas va implícita siempre una apuesta. Esta vez perdió y el escarnio cayó sobre él y sobre el novato de 19 años que, de paso, es su yerno.

Así las cosas, con mínimas posibilidades de clasificar a la Liguilla, Chivas apuesta todo por avanzar a la Final de la Concachampions, y Almeyda volverá a estar bajo el yugo de aquellos ‘jueces’ infalibles que en su momento lo consideraron redentor, y hoy le colocan el traje de culpable…

SHARE