SHARE

Todos sabemos que hoy en día la tecnología avanza a una velocidad vertiginosa. Según La ley de Moore (formulada por el cofundador de Intel, Gordon Moore, en 1965) aproximadamente cada 18 meses se duplica la capacidad de una computadora. ¿Cómo seguir el paso a ese arrollador avance tecnológico? Singularity University sabe cómo hacerlo. Singularity University es un centro de estudios de vanguardia para altos ejecutivos del mundo, ubicado en el campus de Ames de la NASA, en Silicon Valley. Desde su creación en 2009, busca formar nuevos líderes que sean capaces de influir en sus propios países para promover un desarrollo y comprensión sostenible de la nueva tecnología.

Patrocinada entre otros por Google y la NASA, Singularity University complementa las universidades tradicionales con programas dirigidos a distintas industrias. Su nombre hace referencia a la llamada singularidad tecnológica, la cual predice que el progreso tecnológico y el cambio social se acelerarán debido al desarrollo de la inteligencia sobrehumana.

medicina-futuroEn Singularity University se ofrecen cursos sobre cómo la tecnología va a cambiar el modo de operar de la industria de la medicina. Kraft predice que, en el futuro, habrán dispositivos conectados a través de teléfonos con agentes de inteligencia artificial, que a su vez estarán conectados a supercomputadores. Esto ofrecerá a las personas un diagnóstico instantáneo y preciso desde sus propias casas. El aparato puede que te aconseje ir inmediatamente a una sala de emergencia, si al auscultarte no le gustó algo.

Actualmente no existe un dispositivo así en el mercado, pero en Estados Unidos hay un premio de $10 millones para quien diseñe uno que sirva en los hogares. Unos 300 equipos están compitiendo.

Hoy en día

Los diabéticos pueden monitorear los niveles de azúcar a través de los teléfonos; existen aplicaciones para hacer un seguimiento de la dieta, del embarazo y de los ciclos menstruales. Incluso es posible habilitar en los celulares manguitos para tomar la presión.

Recientemente, se realizó una demostración en la cual un cirujano utilizó un anteojo de Google que le permitía monitorear simultáneamente los signos vitales del paciente y reaccionar a los acontecimientos de la intervención sin tener que quitarle la vista.

Existen además anestesiólogos robóticos que empezarán a funcionar o habrá aplicaciones para tomar fotos de lesiones en la piel que harán un mejor trabajo que los dermatólogos.

Kraft explica que este tipo de dispositivos también se puede utilizar para obtener instantáneamente los datos del paciente cuando el doctor está haciendo la ronda en el hospital. Y algunos seguros de salud están ofreciendo bajar las primas a aquellos que prueben llevar un estilo de vida sano.

El año pasado, durante una conferencia de salud, el empresario tecnológico Vinod Khosla, cofundador de Sun Microsystems, dijo que en el futuro la tecnología remplazará el 80% de lo que hacen los doctores.

Kraft asegura que el cambio ya está sucediendo. Entre tanto, la supercomputadora Watson de IBM estará disponible a partir de febrero para cualquier hospital o clínica que quiera tener su opinión sobre temas oncológicos. Gracias a su habilidad para procesar y analizar grandes cantidades de datos, puede ser ese segundo par de ojos que los doctores necesitan.

“Son muchos los retos, pero con estas tecnologías nuevas tenemos la oportunidad de ayudar a reinventar el ciudado de la salud y la medicina”, dijo Kraft. “Entonces realmente podremos ocuparnos de la salud en vez de lo que hacemos ahora, que es de la enfermedad”. (Con informaciones de Singularity University y BBC.) Para saber más sobre Singularity University (en inglés) visite www.singularityu.org

Medicina del Futuro

SHARE