Home Deportes Messi, entre los 500 goles y la eternidad

Messi, entre los 500 goles y la eternidad

SHARE

BARCELONA — Leo Messi jugará este miércoles su partido número 576 con el FC Barcelona. El objetivo, claro, es volver a hacer historia con una remontada utópica frente a la Juventus. Y el otro reto, automáticamente ligado, es el de alcanzar su gol 500 con el club azulgrana.

El astro argentino anotó un doblete el último sábado frente a la Real Sociedad que mantuvo en pie al equipo de Luis Enrique en la Liga y el astro argentino, quien si no, está llamado a conducirle en este reto mayúsculo frente a la Vecchia Signora.

“Con Messi en el campo todo es posible”, resume Rafael Riverso, periodista del diario Tuttosport y quien personaliza en Leo cualquier opción que pueda mantener el Barça de voltear una eliminatoria ahora mismo de claro color juventino.

Messi ofrece unos números sencillamente espectaculares con la camiseta azulgrana. Sus 498 dianas en 575 encuentros oficiales muestran una media de 0,87 goles por partido que resumen por si mismos el impacto del argentino en el club durante la última década, en que ha llegado a cerrar una temporada, la 2011-12, con 73.

Ahora, convertido en un ‘todocampista’ trascendental en los planes de Luis Enrique, mantiene una estadística fuera de lo común: 58 goles en la temporada 2014-15, 41 en la 2015-16 y 45, de momento, en la actual que demuestra que al mando de ese tridente legendario, incluso por encima, el papel de Messi se entiende fundamental.

Debutante en un derbi frente al Espanyol en Montjuïc, Messi anotó su primer gol frente al Albacete el primero de mayo de 2005, al cabo de nueve partidos desde su presentación oficial. Fue el único marcado en el curso de su estreno en una carrera que no podía ni sospechar Frank Rijkaard que se dirigiría como lo ha hecho, lo sigue haciendo, hacia la eternidad.

Messi suma 284 goles en el Camp Nou, 202 a domicilio y 12 en campo neutral (que son 14 si se considera neutral el coliseo azulgran en la final de Copa frente al Athletic, rebajando entonces a 282 los marcados como local).

Para la historia queda el repoker que consiguió en Champions contra el Bayer Leverkusen o el ‘gol maradoniano’ que le marcó al Getafe en un partido de Copa del Rey del que precisamente este martes se cumplirán diez años, pero todos ellos son cifras para acompañar a la gloria de un equipo, de un Barça, que se pondrá a sus órdenes otra vez este miércoles para conseguir el más difícil todavía.

SU GRAN NOCHE

43 días después de que el Barcelona consumara la mayor remontada jamás vista en la historia de la Champions, Messi está llamado a ocupar nuevamente el plano indiscutible para empujar a otra machada.

Y si es con sus goles, al menos dos, la fiesta azulgrana se entendería completa siempre y cuando el equipo, el colectivo, sea capaz de reforzar su papel en defensa, tan desnuda y derrumbada en Turín o frente a la Real Sociedad.

“Es importante no conceder jugadas de ataque a la Juventus”, apuntó Pichi Alonso, hoy reputado comentarista y en su día futbolista del Barça, autor de un hat-trick legendario en el Camp Nou frente al Goteborg y quien concede, aún, opciones al equipo de Luis Enrique si sabe apoyar su fútbol en la majestuosidad del ‘10’.

Día a día, partido a partido, Messi sigue sumando datos, estadísticas y sueños en el Barça. La casualidad ha querido que se encuentre a un paso de los 500 goles en la ‘Semana Grande’ o ‘Semana de pasión’ de la temporada. Cuando todo se decide, cuando no hay vuelta atrás emerge la figura de Leo.

Siempre en la historia. Siempre haciendo historia.

SHARE