SHARE

El plan del presidente estadounidense Donald Trump de construir un muro fronterizo no es sólo una “mala idea”, sino también un acto “inamistoso y hostil” que difícilmente va a cumplir con los objetivos que se plantea, dijo el martes el secretario de Relaciones Exteriores mexicano Luis Videgaray.

Y aunque Trump ha afirmado reiteradamente que hará que México pague el muro, Videgaray repitió en una reunión con legisladores que México no pagará un centavo.

Trump solicitó al Congreso que proporcione fondos federales para comenzar la construcción del muro, pero dio señales el lunes de que no insistiría en el tema, y dijo que podría estar dispuesto a esperar hasta septiembre por el financiamiento.

Videgaray dijo también que el gobierno de México sopesaría reducir la cooperación de seguridad con Estados Unidos si las conversaciones sobre la inmigración y el comercio no marchan bien.

“Y si la negociación en los otros temas —migrantes, frontera, comercio— no es satisfactoria para el interés de México, habremos incluso de revisar nuestra cooperación existente”, afirmó el secretario. “Pero particularmente en las áreas de seguridad… y esto implica al Instituto Nacional de Migración, la Policía Federal y por supuesto las Fuerzas Armadas”.

Actualmente México coopera con Estados Unidos en el combate al narcotráfico y otras formas de delitos transnacionales.

SHARE