Home Noticias México espera al Papa con los brazos abiertos

México espera al Papa con los brazos abiertos

SHARE

Los mexicanos esperan la visita del papa Francisco para 2016 después de que el subdirector de prensa del Vaticano reconoció que se “están dando los primeros pasos” para que el Sumo Pontífice llegue al país a tres años de su nombramiento y cuatro visitas previas al continente americano.

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México –donde se prevé que será el epicentro de operaciones del máximo jerarca católico- consideró el anuncio como “una gran noticia” para la capital mexicana que ha esperado por mucho tiempo su visita. “Lo vamos a recibir con los brazos abiertos”, dijo.

En las calles, la mayoría de la gente entrevistada por este diario se dijo “alegre” y “entusiasmada”, aunque algunos se manifestaron incrédulos por la discreción con que se dio a conocer la noticia(a través de un rumor en televisión) en lugar de un anuncio pomposo desde El Vaticano y porque Mario Bergoglio “ha tardado mucho” en venir a México, el país que concentra el mayor número de católicos, después de Brasil.

“Ha ido a todas partes, de aquí para allá, y a los mexicanos nos tenía muy olvidados”, observa Margarita Zagal, una enfermera de 68 años, quien estuvo presente y en primera fila en las cinco visitas del papa Juan Pablo II, aunque prefirió quedarse en casa cuando en 2012 Benedicto XVI(hoy papa emérito) escogió Guanajuato como sede de su visita.

El papa Francisco dijo a la prensa en septiembre pasado, cuando iba camino a Estados Unidos desde Cuba, que no iba a pasar por México porque el tiempo alcanzaría sólo para cruzar por Ciudad Juárez y “sería una bofetada no visitar a la Guadalupana” cuya basílica se encuentra en la capital.

Bergoglio tuvo un desencuentro con el gobierno mexicano cuando a través de la prensa se supo que  había alertado a un legislador amigo suyo en su tierra natal sobre el avance del narcotráfico:“Hay que evitar la mexicanización de Argentina”, comentó.

La cancillería lamentó en su momento estas declaraciones y dio por saldado el asunto. Así que, tras el anuncio de la visita, el líder del partido gobernante PRI en la Cámara de Diputados, César Camacho, dijo que el papa será recibido como “Jefe de Estado” y “como un pacifista que busca el entendimiento”.

En la Iglesia mexicana se desconoce aún los detalles de la agenda que será dada a conocer en noviembre, pero el Arzobispo de Morelia, Alberto Suárez, consideró que la visita a México “merece varios días”.

México espera al Papa con los brazos abiertos

SHARE