Home Noticias Miami Beach vigilará los menús de los restaurantes para evitar sablazos en...

Miami Beach vigilará los menús de los restaurantes para evitar sablazos en la cuentas

SHARE

Los precios incontrolados y engañosos de algunos restaurantes y bares en Miami Beach podrían desaparecer. A partir del próximo 1 de octubre entrarán en vigor nuevas regulaciones que obligarán a cumplir determinados requisitos en la presentación de los menús, entre ellos el más importante: el precio.

Aunque la noticia general fue dada a conocer a inicios de abril, cuando los comisionados votaron a favor de la ordenanza propuesta por el comisionado Mark Samuelian, durante una reunión de la Comisión de Miami Beach ayer lunes fueron aprobadas las pautas concretas de diseño que deberá tener cada menú.

La norma que deberá aplicarse seguramente sentará mal a quienes recurrían a la novatada de los turistas para generar elevadas ganancias.

La decisión es tan radical, que el menú de cada restaurante a partir de ahora será sometido a aprobación por las autoridades, que los revisarán con el fin vigilar que cumplan con los requisitos establecidos.

La correcta aplicación de las regulaciones será condición necesaria para conservar el permiso de tener un negocio al aire libre. Si el propietario de un negocio violara las regulaciones, la Ciudad podría revocar el permiso para una mesa al aire libre e incluso la licencia del negocio, que se vería obligado a cerrar sus puertas.

Según destaca Miami New Times las nuevas reglas del menú han sido creadas con el apoyo de Ocean Drive Association y la Cámara de Comercio.

La gente se quejaba, los turistas estaban hartos de pagar la novatada y por ese motivo las autoridades locales decidieron tomar cartas en el asunto y poner orden en el sector.

Según destaca el citado medio, en la página de Yelp del restaurante Ocean Drive La Baguette (que finalmente fue obligado a cerrar), hay más fotos de recibos que de comida. Incluso a veces aparecen acompañado de emojis asombrados o que lloran, y advertencias en letras mayúsculas del tipo “Manténgase Alejado”.

Entre los precios absurdamente altos: 55 dólares por una margarita, 40 por una cerveza de barril o 155 dólares por una paella.

SHARE