SHARE

El candidato demócrata a la vicepresidencia de los Estados Unidos, Tim Kaine, y el candidato republicano, Mike Pence, se enfrentaron en la noche de ayer en la Universidad Longwood de Farmville, Virginia, en un esperado duelo retórico que resultó más áspero y con mayores interrupciones mutuas de lo esperado.

Esta vez los roles se alternaron y el compañero de fórmula de Hillary Clinton tomó una actitud confrontativa muy similar a la de Donald Trump, mientras que el compañero de fórmula del magnate republicano se mostró más calmado y preparado.

Algunos sondeos posteriores al debate y el análisis de especialistas políticos indican que el conservador y republicano Pence fue el ganador de la noche. Su estrategia dio mejor resultado y marcó la diferencia con su presencia, ante un Kaine que comenzó con fuertes declaraciones como decir que le “aterra” la perspectiva de Trump como el próximo comandante en jefe de EEUU.

Chris Cillizza, periodista de The Washington Post, escribió: “Desde el principio, Pence fue el más cómodo de los dos hombres sobre el escenario”. El periódico aseguró además que Kaine intentó mantenerse en escena “siendo el agresor” durante todo el debate y “eso no le funcionó”.

Para Tim Naftali, historiador presidencial, Pence “ganó el debate pretendiendo que su compañero de fórmula era Ronald Reagan” en lugar de Trump y fue “una noche frustrante” para Kaine. Dio su punto de vista en la cadena CNN, cuya encuesta -entre 472 votantes que vieron el debate- arrojó que el 48 por ciento cree que venció Pence, mientras el 42 por ciento da como ganador a Kaine.

Hasta el polémico portal WikiLeaks se pronunció en su cuenta de Twitter y otorgó la victoria a Pence por sus “calmadas respuestas” frente a un Kaine ceñido al guión.

La cadena británica BBC sostuvo que, luego del debate de sus candidatos a vicepresidente, Trump quedo tildado de “tonto o maníaco” y Clinton como “irresponsable y débil”.

Pence, gobernador de Indiana, se mantuvo más calmado que su rival y tildó de mentiras o simplemente no respondió a los recordatorios de Kaine sobre comentarios xenófobos o discriminatorios hechos por Trump.

Por su parte, Kaine interrumpió constantemente las alocuciones de Pence y eso le costó la crítica de los televidentes a través de redes sociales quienes manifestaron la “actitud Trump” que tomó el demócrata para hacerse notar.

Elaine Quijano, la moderadora del debate, fue otra de las criticadas por los especialistas por mostrarse “insegura” y “no cumplir con su trabajo” a la hora de detener a Kaine en sus interrupciones contra su rival. Trump se encargó de remarcar esta cuestión también a través de su cuenta de Twitter.

Otro dato curioso de la noche fue que el sitio oficial del Partido Republicano dio por ganador a Pence, se presume que accidentalmente, unos 90 minutos antes del comienzo del debate con una publicación titulada “Es claro quién perdió el debate de vicepresidentes, Hillary Clinton”.

Mike Pence vs. Tim Kaine

SHARE