Home Noticias Militares al mando de trabajos de emergencia

Militares al mando de trabajos de emergencia

SHARE

Mientras  aumenta el número de tropas militares que ha movilizado Estados Unidos en Puerto Rico,  la Casa Blanca asegura que esto no significa que las Fuerzas Armadas sustituyen las funciones del gobierno de la isla.

En cuestión de 24 horas, el Pentágono envió un segundo general, esta vez de tres estrellas,  para supervisar sus operaciones en Puerto Rico para atender la emergencia tras la catástrofe provocada por el huracán María.

El teniente general Jeffrey S. Buchanan -comandante del Ejército Norte-, es el nuevo responsable de las operaciones militares en Puerto Rico, confirmó ayer el teniente comandante Joe Nawrocki, portavoz del Comando Norte. Oficialmente, Buchanan ejercerá como el principal enlace militar con FEMA.

Su nombramiento se produjo un día después de que llegara a la isla el general de brigada del Ejército Richard Kim, y en medio de reclamos de legisladores republicanos para que el Pentágono asuma el pleno control de las tareas de emergencia en Puerto Rico, que sigue prácticamente sin energía eléctrica, con limitado servicio de agua potable y con muchas zonas del interior incomunicadas.

Buchanan llegaba anoche a San Juan para dirigir el  Comando del Componente de Tierra de las Fuerzas Conjuntas (JFLCC, por sus siglas en inglés),  el primero que tiene la isla tras un fenómeno atmosférico.

El gobierno del presidente Donald  Trump ha estado bajo fuertes críticas, que destacan que la respuesta federal y local ha sido insuficiente para atender con efectividad la magnitud  de la catástrofe y la limitada comunicación telefónica en Puerto Rico.

Como en los medios de Puerto Rico, las cadenas de televisión de EE.UU. han destacado las imágenes de los puertorriqueños en los municipios del interior, donde reclaman sobre todo agua, gasolina para transportarse y para, en algunos casos, encender sus generadores.

Después de conversaciones con  el vicepresidente Michael Pence, el senador republicano Marco Rubio (Florida), quien estuvo el lunes en San Juan y tiene a cuatro empleados destacados en la isla, escribió ayer al presidente Trump para pedirle que ponga el pleno control de las operaciones de emergencia en manos del Pentágono.

En su carta al presidente de EE.UU., Rubio dijo que “la cadena de logística en Puerto Rico no solo está rota, en este momento es virtualmente inexistente”.

El día antes, el congresista republicano Lee Zeldin (Nueva York) propuso el nombramiento de un “Comandante Nacional de Incidentes” para que coordine todos los recursos civiles y militares.

Reconocen limitaciones

El gobierno de Trump indicó que el Pentágono no le quitó al gobernador Ricardo Rosselló sus funciones en esta crisis, pero reconoció que hay áreas en que el gobierno de la isla no puede  responder.

En una sesión informativa en la Casa Blanca, Tom Bossert, el asesor de Seguridad Interna del presidente, sostuvo que, en términos de quién está a cargo de la respuesta de emergencia en Puerto Rico, depende “de la misión y la función”.

“El pueblo de Puerto Rico es fuerte, competente y, donde su capacidad no ha sido disminuida, están a cargo. Esa es la mejor forma de manejar las cosas. Pero, donde no tienen la capacidad, tomamos  pasos extremos”, dijo Bossert.

La tarea de reconstruir la infraestructura de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) la ha asumido el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, explicó Bossert.

El gobierno federal reconoce  los problemas con las telecomunicaciones, los problemas para distribuir suministros y los daños que han sufrido carreteras del interior del país, que impiden el paso de camiones en el interior del país. “Es el interior de la isla lo que representa el problema para nosotros”, dijo Bossert.

Los demócratas consideran, sin embargo, que ha sido inexcusable la “lenta respuesta” del presidente Trump, al cumplirse hoy nueve días del paso del huracán María, que causó por lo menos 16 muertes. “Esto es una emergencia nacional”, indicó la líder de la minoría demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi, al hablar de las limitaciones en los servicios de salud y de los miles que perdieron sus hogares.

“Es Katrina 2017”, sostuvo, por su parte, el congresista demócrata Luis Gutiérrez. En un nuevo tuit, el presidente Trump insistió anoche en que FEMA y los rescatistas “hacen un gran trabajo”.

Bajo el sistema tradicional, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) coordina su respuesta con el gobierno de Puerto Rico. Y tiene la colaboración de las tropas militares, ahora bajo la dirección del general Buchanan. Pero Rubio dijo que la respuesta tradicional no es efectiva.

“FEMA no está hecho para ser la única agencia líder luego de un desastre”, dijo Rubio, al indicar que las Fuerzas Armadas son “la única organización en el mundo que puede aparecer en escena y lidiar con los retos logísticos” que representa la crisis de Puerto Rico.

Bajo el nuevo modelo que supervisará el general Buchanan, la isla recibirá militares contínuamente, una cifra que podría sobrepasar los 8,000, supo este diario.

Solo en los últimos dos días, han llegado  unas 1,100 tropas, junto a equipos militares y embarcaciones, hay cerca de 1,500 soldados de la Guardia Nacional de Puerto Rico activos y se espera la llegada de otros de Nueva York. Se trata del mayor despliegue de recursos militares en la isla, lo que Rosselló catalogó como “un paso positivo”.

“Vamos a dejar esto bien claro: esto es una operación del gobierno de Puerto Rico en colaboración con estas capacidades que vienen a dar apoyo”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa en el Centro de Mando del gobierno en el Centro de Convenciones.

En medio del aumento en la presencia militar, el gobernador Rosselló recibió una llamada del subsecretario de Defensa, Pat Shanahan, quien  se comprometió aque  seguirán vinculado con “el plan de FEMA”, según su portavoz.

Hoy estará en San Juan la secretaria interina de Seguridad Interna, Elaine Duke, bajo cuya jurisdicción está FEMA.

El Pentágono dijo que ha movilizado varios helicópteros a San Juan, en momentos en que expertos consideran que hubiese sido el medio ideal para llevar con rapidez suministros de emergencia a las zonas incomunicadas.

El lunes, llegará a Puerto Rico un cargamento de 100 camiones con combustible y diésel, como parte de la   movilización militar.

El general jubilado Russell Honore, quien supervisó las operaciones de 2005 en Luisiana tras el desastre causado por el huracán Katrina, dijo a CNN  que, en aquella ocasión, tuvo 20,000 soldados, y, que si lo dejaran, ahora habría enviado 50,000 a Puerto Rico. Afirmó que el general Buchanan es la persona correcta para supervisar la emergencia, pero que le debieron haber nombrado mucho antes.

SHARE