Advertisement

Una bebé de seis meses murió esta semana al ser olvidada por su padre dentro del vehículo en Miami. La pequeña Rosalyn Ramos no es la única. En lo que va del año, 29 niños han muerto en esas condiciones, en Estados Unidos… ¿se imaginan?

…Es verano, el sol cae sin piedad sobre el carro. Todo el mundo ha corrido a resguardarse de los implacables rayos del sol, pero dentro del infierno ardiente del auto hay un bebé olvidado… Un cuerpecito frágil y desvalido a quien nadie oye llorar, mientras el calor aumenta. Al bebé se le va haciendo imposible respirar, la tierna piel se le reseca, la lengua se le ha vuelto pegajosa y caliente, no puede tragar, se ha deshidratado rápidamente… las venas se le dilatan, los pulmones se contraen inútilmente tratando de encontrar un poquito de oxigeno… el bebé siente nauseas y vomita, la presión arterial desciende y el corazón se le desboca, se ha vuelto pálido… y comienza a sufrir convulsiones… los órganos comienzan rápidamente a fallar… todo se vuelve negro… el bebé queda por fin tranquilo… ha sucumbido al calor.
Ha muerto.
Las personas olvidan no sólo a los bebés en los carros, también olvidan a ancianos, a personas inválidas, a animalitos… todos ellos, seres que no pueden abrir las ventanillas para respirar. Y todos, más o menos, mueren de la misma manera… y generalmente, quienes los han empujado a ese infierno son los seres que más los quieren.
En este caso, el hermanito de Rosalyn Ramos, encontró el cuerpecito de la bebé todavía asegurado a la silla para infantes. Y las autoridades decidieron no presentar cargos contra el padre de la menor, debido a que se trató de “un descuido” que catalogaron como “un cambio de rutina familiar”.
Nosotros no conocemos los pormenores de ese caso específico. Vecinos de la familia dijeron al Miami Herald que los padres adoraban a la pequeña y le decían “muñequita”.
Pero yo me pregunto: ¿cuantas veces una mujer olvida en su auto ardiente un pollo con el que quiere hacer una sopa? ¿Cuántas veces un padre olvida una caja de cervezas frías que brindará a sus amigos durante el partido de futbol?
¡En la última década, 650 niños han muerto asfixiados al haber sido olvidados en vehículos, en Estados Unidos! ¡Qué les pasa, a ustedes, padres olvidadizos! Mi corazón se debate entre la rabia, el asombro, y la imposibilidad de comprender algo tan absurdo. ¡Quédese por un rato en un carro cerrado, bajo el sol de la Florida, y dígame, si a usted se le pudiera olvidar quedarse un minuto más en ese infierno!

Advertisemen

Muere la bebé muñequita olvidada en un auto

Editorial
Por la directora
María C. Triana