Home Noticias Nueva York eleva a 18 años la edad legal para casarse

Nueva York eleva a 18 años la edad legal para casarse

SHARE

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, convirtió hoy en ley el proyecto que aumenta de 14 a 18 la edad para casarse, poniendo fin así al matrimonio de niños en el Estado.
De acuerdo con Cuomo, es “un gran paso en los esfuerzos de proteger a los niños y evitar los matrimonios forzados”.

La nueva ley establece que es ilegal casarse con menos de 17 años y exige un consentimiento escrito de los padres y un juez para que jóvenes entre los 17 y 18 años puedan contraer matrimonio.

Hasta ahora estaba vigente una ley de 1929 que permitía que menores de 14 años se casaran con permiso de los padres y el consentimiento por escrito de un juez. Para los menores de 16 y 17 años sólo requería el permiso de los padres.

La medida no proporcionaba orientación a los jueces para determinar si se concedía o no la autorización. Como resultado, más de 3.800 menores de edad se casaron en Nueva York entre 2000 y 2010, indicó el Gobernador en un comunicado.

La legislación firmada hoy por Cuomo contiene directrices para que los jueces puedan determinar si autorizan o no el matrimonio de un menor entre los 17 y 18 años de edad, de acuerdo con un comunicado del Gobernador.

El juez debe estar seguro que ambas partes se casan voluntariamente, que no les están obligando, no hay fraude o coerción y que ese matrimonio no pone en peligro la salud mental, emocional o seguridad física del solicitante.

El matrimonio de niños no es muy común en este país, pero cada jurisdicción tiene su excepción. En al menos 36 estados los menores pueden casarse con el consentimiento de un juez. En 34 estados, entre los que estaba Nueva York, los menores de 16 y 17 años necesitaban sólo el permiso de sus padres.
Massachusetts y New Hampshire permiten que niñas de 12 y 13 años y que niños de 14 se casen con la autorización de sus padres y de un juez, según datos de un estudio publicado el pasado noviembre por el Centro de Investigación Pew.

Ese mismo estudio señaló que para el 2014 había 57.800 menores entre los 15 y 17 años casados en el país, de los que el 55 por ciento eran niñas. Se estima que el 70 por ciento de los matrimonios de menores de 18 años termina en divorcio.

Cuomo destacó en el comunicado que las jóvenes que se casan antes de los 19 años son 50 por ciento más propensas que sus pares no casadas a abandonar la escuela secundaria, y cuatro veces menos probabilidades de graduarse de la universidad.

SHARE