Advertisement

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció este miércoles que su Gobierno ampliará la campaña que mantiene desde hace poco más de un mes contra el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en Irak con más ataques aéreos y el envío de 475 militares más para entrenar, asesorar y equipar a las fuerzas iraquíes y kurdas.

En un discurso a la nación desde la Casa Blanca, Obama subrayó que en ningún caso esta operación requerirá tropas de combate en suelo iraquí: “No nos dejaremos arrastrar a otra guerra por tierra en Irak, pero nuestros militares son necesarios para apoyar a las fuerzas iraquíes y kurdas”, dijo.

Advertisemen

Los Estados Unidos extenderán su campaña, hasta ahora concentrada en las posiciones del ISIS en el norte de Irak, allí donde haya un objetivo de los yihadistas que requiera ser derribado para que las fuerzas iraquíes y kurdas puedan recuperar territorio frente al avance del ISIS.

Obama subrayó que esta operación no requerirá tropas de combate en suelo iraquí
“Conduciremos una campaña de ataques sistemáticos contra estos terroristas. Trabajando con el Gobierno de Irak, ampliaremos nuestros esfuerzos más allá de proteger a nuestro personal allí y de las misiones humanitarias, de modo que atacaremos a los objetivos de ISIS al tiempo que las fuerzas iraquíes lanzan sus ofensivas”, explicó Obama en un discurso de apenas 15 minutos.

En el marco de estos esfuerzos, Obama ha delegado en su secretario de Estado, John Kerry, la autoridad para hacer uso de una dotación de 25 millones de dólares en artículos y servicios de defensa para ayudar de manera inmediata al Gobierno de Irak y a las fuerzas kurdas frente al avance del ISIS, informó poco antes del discurso el Departamento de Estado.

Los Estados Unidos han esperado para ampliar su campaña en Irak a la formación del nuevo Gobierno en Irak, liderado por el primer ministro Haider Al Abadi.

Obama presentó la estrategia de EEUU para combatir a los terroristas del Estado Islámico