Advertisement

La organización DREAM Big Vegas anunció que Blanca Gámez, cuya familia la trajo a Estados Unidos cuando era pequeña, se reuniría con el presidente ayer miércoles para hablar de los efectos de las medidas del gobierno federal que protegen de la deportación a los llamados dreamers.

Gámez tiene una hermana menor que nació en Estados Unidos, lo que hace a la madre de ambas elegible para beneficiarse de las medidas ejecutivas del presidente para autorizar la residencia temporal a los padres de esas personas.

Advertisemen

Gámez es cofundadora de la organización DREAM Big Vegas y estudia Derecho tras graduarse de dos carreras en la Universidad de Nevada en Las Vegas.

Por su parte, los demócratas en el Senado nuevamente se opusieron ayer miércoles a una iniciativa de ley propuesta por los republicanos que financiaría al Departamento de Seguridad Nacional y al mismo tiempo anularía las recientes acciones del presidente Barack Obama en inmigración.

Pero hubo poca evidencia de que el Congreso esté más cerca de una solución para financiar a esa dependencia después del 27 de febrero.

La votación en el Senado fue de 53 a favor por 47 en contra, similar al resultado del martes sobre una medida procesal, y debajo de los 60 votos necesarios para abrir el debate sobre la iniciativa aprobada de antemano en la Cámara de Representantes.

El proyecto de ley pagaría el presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional hasta el 30 de septiembre, cuando concluye el ejercicio fiscal en curso.

Obama se reúne un grupo de dreamers