Home Noticias Obama volvió a hacer stand up y se burló hasta de sí...

Obama volvió a hacer stand up y se burló hasta de sí mismo

SHARE

WASHINGTON.- Con golpes a sus opositores republicanos y bromas sobre sí mismo y los demócratas, el presidente norteamericano, Barack Obama, volvió a utilizar el humor para lanzar sus dardos en la tradicional cena de corresponsales de Washington, una cita anual en la que el presidente de Estados Unidos es el invitado de honor.

“Es increíble cómo pasa el tiempo”, dijo Obama a los asistentes a la cena anual de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca anteanoche en un hotel de la capital norteamericana. “Pronto se celebrará la primera contienda presidencial y, por mi parte, no puedo esperar a ver a quién escogen los hermanos Koch. Es emocionante”, dijo el presidente en referencia a los financistas más importantes del bando republicano.

Obama agregó: “Marco Rubio, Rand Paul, Ted Cruz, Jeb Bush, Scott Walker (…) ¿Quién conseguirá finalmente esa rosa roja?”.

La cena también le dio la posibilidad de burlarse de algunos de sus críticos más visibles. “Esta misma semana Michele Bachmann predijo que yo iba a provocar el final bíblico de los días. Bien, eso es un legado -comentó-. Es grande. Quiero decir, ni Lincoln ni Washington hicieron eso.”

La cena de corresponsales atrae a algunos grandes nombres de Hollywood. Asistieron varios protagonistas de la serie Black-ish y Obama dijo que tenía que dar un consejo justo a ABC sobre el programa. “Ser black-ish [negro] sólo te hace popular durante un tiempo. Créanme, tengo una vida de experiencia en eso.”

Por supuesto, tuvo que hacer referencia a su ley sanitaria. “Hoy en día, gracias a Obamacare, ya no tienen que preocuparse de perder su seguro si pierde su trabajo -dijo-. De nada, republicanos del Senado.”

En otro pasaje recordó al ex vicepresidente Dick Cheney, furioso crítico del gobierno de Obama. “Dick Cheney [vicepresidente con George W. Bush] dijo el otro día que era el peor presidente en todos sus años de vida, yo creo que él fue el peor presidente de mi vida”, espetó Obama en referencia a la conocida influencia que jugó en la Casa Blanca entre 2001 y 2009.

Pero las bromas de Obama no se limitaron a sus rivales, sino también a la campaña de Hillary Clinton, una de las aspirantes demócratas más bien situadas, que ha decidido recorrer el país para estar cerca de los electores.

“Tengo una amiga que hace sólo unas semanas ganaba millones de dólares al año y ahora está viviendo en una camioneta en Iowa”, dijo.

La artista invitada de la noche, Cecily Strong, del programa de televisión Saturday Night Live, recogió algunas grandes carcajadas con temas difíciles. Por ejemplo, observó que el Servicio Secreto es la única agencia de seguridad que podría meterse en problemas si un hombre negro recibe un disparo.

“Su pelo es tan blanco ahora -dijo la cómica al presidente- que podría hablarle a la policía.”

Pocos de los políticos que aspiran a suceder a Obama estuvieron presentes. Uno de ellos fue Donald Trump, que de nuevo ha estado provocando a los republicanos con el lanzamiento de su precandidatura.

La cena ayuda a financiar becas escolares y galardones que reconocen la labor de los periodistas.

Agencias AP y AFP

Obama volvió a hacer stand up y se burló hasta de sí mismo

SHARE