Home Noticias Opositores rusos marchan contra Putin y por Ucrania

Opositores rusos marchan contra Putin y por Ucrania

SHARE

Moscú. Más de 20 mil rusos participaron ayer en la llamada “Marcha de la Paz”, que recorrió el corazón de Moscú en repudio al apoyo que brinda el Kremlin a los separatistas ucranianos, quienes hace más de cuatro meses están en guerra con las autoridades de Kiev.

Mientras, en el este de Ucrania la tregua vigente pendía de un hilo y los dos bandos denunciaron que el cese de fuego no es cumplido por su adversario.

La masiva manifestación en la capital rusa arrancó en la emblemática plaza Pushkin y estuvo marcada por las banderas de Rusia y Ucrania y por carteles contra el presidente Vladimir Putin. “Putin, basta de mentir y de hacer la guerra”, rezaban algunas pancartas.

“Las manos fuera de Ucrania”, “No a la guerra” o “Fuera las tropas rusas de Ucrania”, tenían escrito otros carteles, según medios locales.

Los organizadores de la manifestación, en especial orga­nizaciones y partidos opositores, eligieron como punto final de la movilización la avenida Sajarov, el símbolo de las masivas protestas opositoras que denunciaron un fraude electoral a finales de 2011.

“El ‘Partido de la Guerra’ dirige el país con Putin a la cabeza”, aseguró Boris Nemtsov, principal organizador de la marcha y uno de los mayores críticos del Kremlin. Según Nemt­sov, la amenaza de una guerra no disminuyó tras la firma de una tregua primero y de un posterior memorando de paz entre representantes de Kiev, los separatistas prorrusos, Moscú y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (Osce).

“La tregua en Ucrania es ­frágil. ¿Por qué? A Putin no le conviene porque quería crear Novorrosia desde Donetsk y ­Lugansk hasta Odessa, unirlo con Transnistria y obtener un corredor hasta Crimea”, aseguró durante la marcha el refe­rente opositor.

Mientras las acciones y declaraciones políticas se repetían en Moscú, en el este de Ucrania, Kiev y las autoridades separatistas denunciaron la debilidad del cese de fuego, mientras que Rusia y la Osce intentaban ayer mostrarse más optimistas y sostenían que la tregua se man­tenía pese a todo. “Uno de los principales puntos (del acuerdo) es el alto el fuego. Por el momento, incluso este primer punto no se está cumpliendo”, advirtió ante la prensa Igor Lisenko, vocero del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, y agregó: “Por eso ni siquiera estamos hablando del resto de puntos del memorando firmado en Minsk, la capital bielorrusa”.

Ese acuerdo incluyó, además del cese de fuego, la creación de una zona de seguridad de 30 kilómetros. Tras informar que dos soldados murieron y otros ocho resultaron heridos en las últimas 24 horas, Lisenko dejó claro que no habrá repliegue del ejército ni de las milicias paramilitares que pelean con él hasta que se cumpla la tregua.

Por su parte, los separatistas, que en abril pasado lograron tomar el control de los gobiernos de las provincias de Donetsk y Lugansk casi sin disparar un tiro, también anunciaron que no cumplirán con el repliegue acordado hasta que el ejército se retire de las zonas de combate en el este del país.

Magnate y político

Regreso. Menos de un año ­después de salir de la cárcel, el magnate ruso Mijail Jodorkovski desafió al Kremlin al anunciar su regreso a la vida pública con un ambicioso proyecto para devolver a Rusia a la senda europea, de la que se alejó por Ucrania.

Opositores rusos marchan contra Putin y por Ucrania

SHARE