Home Noticias Papa Francisco: “La violencia no es la cura para nuestro mundo roto”

Papa Francisco: “La violencia no es la cura para nuestro mundo roto”

SHARE

El papa Francisco ratificó su llamamiento a la paz en una entrevista publicada hoy por el diario italiano La Reppublica, en la que advierte que “la violencia no es la cura para nuestro mundo roto”.

“A mí solo me queda desear con más fuerza la paz para este mundo, que está subyugado por los comerciantes de armas que ganan dinero con la sangre de los hombres y las mujeres”, afirmó poco antes de comenzar la celebración de la Pascua desde el Vaticano .

Según el líder de la Iglesia católica, no es fácil determinar si el mundo actual es más violento que antes o si los medios de comunicación modernos y la movilidad crean una mayor consciencia sobre la violencia o hacen que nos acostumbremos a ella.

“Todos podemos cometer errores. Todos ya nos hemos equivocado de una manera u otra”, dijo el papa argentino para luego agregar: “Cuando estoy delante de un preso, me pregunto por ejemplo: por qué él y no yo? ¿Yo valgo más que el que está dentro? ¿Por qué cayó él y no yo? Este es un misterio que me hace acercarme a ellos”.

“Pienso que hoy el pecado se manifiesta con toda su fuerza de destrucción en las guerras, en las diversas formas de violencia y maltrato, en el abandono de los más frágiles. El precio lo pagan siempre los últimos, los indefensos”, aseguró el Pontífice.

“Me viene pedir con más fuerza la paz para este mundo sumiso a los traficantes de armas que ganan con la sangre de los hombres y mujeres”, pidió Jorge Bergoglio en el diálogo dado a conocer el Jueves Santo, inicio de las celebraciones pascuales que culminarán el domingo con la tradicional bendición Urbi et Orbi desde el balcón de la Basílica de San Pedro.

“¿La violencia permite alcanzar objetivos de valores duraderos? ¿Todo lo que se obtiene no es quizás solo desencadenar represalias y espirales de conflicto letales que llevan beneficios sólo a unos pocos ‘señores de la guerra’?”, advirtió.

“Lo he dicho muchas veces y lo repito: la violencia no es la cura para nuestro mundo roto”, insistió.

“Responder a la violencia con la violencia conduce, en la mejor de las hipótesis, a la migración forzada y un inmenso sufrimiento, ya que grandes cantidades de recursos se destinan a fines militares y se sacan de las necesidades diarias de los jóvenes, las familias en dificultades, los ancianos, los enfermos, los gran mayoría de los habitantes del mundo”, denunció.

“En el peor de los casos puede llevar a la muerte, física y espiritual, de muchos, si no todos”, sostuvo el Pontífice.

En ese marco, aseveró que “el siglo pasado estuvo devastado por dos guerras mundiales homicidas, conoció la amenaza de la guerra nuclear y un gran número de otros conflictos, mientras hoy lamentablemente estamos atrapados con una terrible guerra mundial por partes”.

Al comenzar las festividades de la Semana Santa, el Papa celebró la tradicional misa crismal en la basílica de San Pedro. Para la tarde está previsto que lave los pies a reclusos de la cárcel de Paliano, situada a unos 75 kilómetros al sureste de Roma.

Agencias DPA y Télam

SHARE