Home Noticias Policía de Texas, acusado de abusar sexualmente de una menor, amenazaba a...

Policía de Texas, acusado de abusar sexualmente de una menor, amenazaba a su madre con deportarla si hablaba

SHARE

José Nuñez, sheriff adjunto del condado de Bexar (Texas), fue detenido este fin de semana como sospechoso de abusar sexualmente de una menor de 4 años. Los abusos se habría estado registrando durante meses, tiempo durante el cual Nuñez amenazó en más de una ocasión a la madre de la menor, de origen guatemalteco, con deportarla si denunciaba los hechos.

El sheriff del condado de Bexar, Javier Salazar, informó en una conferencia de prensa que José Nuñez, de 47 años, fue arrestado el domingo acusado de agresión sexual agravada, a la espera de que se presenten formalmente los cargos contra él. De ser encontrado culpable, el detenido se enfrenta a una pena mínima de 25 años de prisión.

Salazar subrayó que los detalles de este caso son “sinceramente, desgarradores y perturbadores, todo ello al mismo tiempo”. Asimismo, explicó que Nuñez tocó a la niña inapropiadamente en numerosas ocasiones, provocándole dolor e incluso hay constancia de que le produjera “heridas leves”.

Las autoridades creen que estos abusos llevaban cometiéndose meses e incluso podrían haberse prolongado durante dos años, pero el temor de la madre ante las amenazas recibidas la habría disuadido de denunciarlo.

Sin embargo, los gritos de espanto y de dolor de su hija la llevaron este fin de semana a denunciar al supuesto agresor de su hija, que además, y según cita The Washington Post, tendría algún lazo familiar o de amistad con la menor.

De acuerdo a los records de la cárcel del condado, Nuñez, que lleva 10 años trabajando para el condado, se encuentra detenido sin derecho a fianza y por el momento no dispone de un abogado que pueda representarle. Está previsto que este lunes por la tarde se presente ante la corte.

El sheriff de Bexar explicó que la madre de la menor llevó a su hija a una estación de Bomberos el sábado por la noche después de que la niña gritara pidiendo ayuda. Salazar añadió también que los abusos podrían haberse estado produciendo durante años, y que podría haber otras víctimas.

Nuñez es empleado de la prisión del condado y en este momento se encuentra de baja remunerada.

De acuerdo al Washington Post el retraso y las dudas de su madre a la hora de denunciar al agresor demuestran que la comunidad inmigrante es reacia a denunciar este tipo de casos u otros ante las autoridades ante el temor a ser deportados. Asimismo, Salazar explicó que se están tomando todas las medidas para proteger migratoriamente a la madre mientras el caso es resuelto.

“Urjo a todos, aquellos aunque sean indocumentados, que sean víctima o testigo de un crimen que den un paso adelante y lo denuncie”, enfatizó Salazar.

SHARE