SHARE

El hombre detenido tras saltar la valla de la Casa Blanca el miércoles por la noche ha sido imputado con tres cargos de delito grave y cuatro por delitos menores, según ha informado este jueves el Servicio Secreto de Estados Unidos.

Dominic Adesanya, de Bel Air, en el estado de Maryland, estaba desarmado cuando fue detenido en el complejo de la Casa Blanca y frenado por perros del Servicio Secreto que le atacaron, según la información ofrecida por el Servicio Secreto.

El incidente se produjo un mes después de que otro intruso armado con un cuchillo saltara la valla de la Casa Blanca y entrara en la mansión ejecutiva, planteando dudas por la seguridad de este complejo y provocando la renuncia de la directora del Servicio Secreto, Julia Pierson.

Las autoridades han imputado a Adesanya, de 23 años, por dos delitos de asalto contra un oficial de Policía K-9 –los agentes que usan perros entrenados–, otro cargo de amenazas, y cuatro cargos menores por resistencia y entrada ilegal, ha explicado el portavoz del Servicio Secretio, Brian Leary.

Según el ‘Washington Post’, Adesanya fue mordido por un perro y trasladado al hospital para ser evaluado, tras lo cual fue entregado al Servicio de los Marshal, debido a las órdenes judiciales pendientes. La fecha para su comparecencia ante un tribunal no se ha fijado aún.

Los dos perros que detuvieron al intruso han vuelto al trabajo, tras recibir tratamiento por algunas contunsiones menores, según Leary. El vídeo muestra al hombre golpeando a uno de los perros que le atacó y a los agentes del Servicio Secreto rodeándole en el jardín norte de la Casa Blanca.

Presentan cargos contra el hombre que ha saltado la valla de la Casa Blanca

SHARE