SHARE

Si el ofrecimiento al General Flynn no extraña, el anuncio de una reunión entre Trump y y el exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, levantó cejas y provocó comentarios.
El proceso de transición del presidente electo Donald Trump, pareció tomar nuevos brillos el jueves por la noche luego de conocerse el ofrecimiento del puesto de asesor de Seguridad Nacional al Teniente General retirado Michael Flynn.

Flynn, un General de tres estrellas, fue clave en el desmantelamiento de redes de insurgentes en Afganistán e Irak. Antes fungió como director de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Todavía no está claro si Flynn ha aceptado el ofrecimiento.

Como asesor el militar sería responsable de ayudar al presidente a moverse en las complicadas esferas de la seguridad nacional, la campaña contra el grupo Estado islámico y las agendas expansionistas de China y Rusia.

“Este es un tipo que tiene la confianza del presidente, las credenciales con los militares, credenciales con la comunidad de inteligencia y credibilidad con el Congreso”, dijo el representante Devin Nunes al diario The Washington Post.

Este puesto no requiere ser confirmado por el Senado. Su oficina se encuentra en la Casa Blanca y el que lo ejerce tiene acceso frecuente al presidente.

Reunión con Romney

Si el ofrecimiento al General Flynn no extraña dada su cercanía con el magnate republicano, el anuncio de una reunión entre Trump y y el exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, programada para el fin de semana, levantó cejas y provocó comentarios.

De acuerdo a la cadena CBS, esa reunión se llevaría a cabo el sábado, pero otros medios hablan del domingo.

Romney fue uno de los más fuertes críticos del movimiento “Nunca Trump” y en algún momento dijo que “la falta de honestidad es la marca de Trump”.

Por su parte, Trump dijo odiar “el tipo de personas que se creen mucho y no son nada”, en referencia a Romney.

De acuerdo a una fuente involucrada con el equipo de transición del presidente electo, el acercamiento entre ambos será como una “reunión de sanación”, pero otros han descrito el encuentro como una “búsqueda de consejos” e incluso de la posibilidad de discutir posibles puestos en el gabinete.

Las especulaciones llegan hasta el punto de mencionar a Romney como posible candidato a la secretaría de Estado, luego de las críticas de las que han sido objeto otros posibles candidatos como el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, y la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, con quien Trump se reunió el jueves.

Casa Blanca compartirá información

Adicionalmente, el equipo de transición del presidente electo finalmente terminó documentos claves que allanan el camino para que la Casa Blanca comience a compartir información.

La coordinación estaba en compás de espera hasta que el equipo de Trump entregara los documentos, incluyendo una lista de los integrantes del equipo de transición que se comunicarán con agencias federales específicas, además de certificación de que ellos cumplen con un código de conducta libre de conflicto de interés.

La portavoz de la Casa Blanca, Brandi Hoffine, dijo que la cantidad mínima de documentos se terminaron el jueves. Eso quiere decir que las agencias pueden comenzar a dar reportes y materiales escritos al equipo de Trump.

Pero el equipo de Trump todavía no ha entregado los nombres para algunas agencias. La Casa Blanca no está diciendo cuáles son esas agencias.

Proceso de transición de Trump da muestras de avance

SHARE