SHARE

Para mantener un sueño normal y tranquilo en el que descanse no solo el cuerpo sino también el cerebro es esencial que en casa haya un buen ambiente, no se irrumpa el momento de dormir con televisores, se realice ejercicio y también haya una buena alimentación. Eso es lo que aconsejan especialistas en sueño, que trabajan ayudando a las personas a dormir mejor.

Así, sugieren que se eviten ciertos tipos de comidas o productos que perjudican que se consiga un adecuado relajamiento fisiológico y cerebral. Y se ingiera alimentos que colaboran con un sueño renovador.

Lo que no

El café, el té, las bebidas azucaradas y todo lo que tenga estimulantes o cafeína: Los especialistas recomiendan que se beba café hasta máximo las 18:00 o 19:00. Un poco más tarde puede aceptarse un refresco, pero no al menos dos horas antes de ir a la cama. Esto más bien pone en alerta al cuerpo.

Carbohidratos: Estos alimentos son pesados para consumirlos en la noche y perjudican para tener un sueño profundo, pues el organismo está trabajando para digerirlos y no descansa.

Las carnes rojas: Sucede lo mismo que con los carbohidratos, no favorecen para que el cuerpo se relaje y deje de trabajar por unas horas. Al contrario, se mantiene ocupado toda la noche.

Las grasas: Alimentos que contengan alto contenido de grasas saturadas como los fritos y la comida chatarra no dejan descansar ni al cuerpo ni al cerebro. Además al no ser bien quemados con ejercicio favorecen al sobrepeso.

Lo que sí

Las vitaminas B y C: los productos que contienen estas vitaminas como la naranja, el kiwi, la mandarina ayudan al cuerpo a mantener niveles de magnesio que intervienen en el GABA, un neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central que permite tener un sueño profundo.

Las nueces: estas contienen magnesio y colesterol bueno; favorecen la relajación corporal (no se debe consumir tantas en la noche).

El vino: de vez en cuando, los especialistas sugieren que media copa de vino puede usarse como sedante. Sobre todo si es tinto. Pero no en más cantidad.

Leche: un vaso de leche tibia puede colaborar en un sueño profundo. Ayuda al cerebro y relaja el cuerpo.

¿Qué comer y qué no antes de dormir?

SHARE