Home Actualidades ¿Qué estás haciendo mal con tu dinero?

¿Qué estás haciendo mal con tu dinero?

SHARE

Si un día haces las cuentas sobre el papel, te sorprenderá ver lo que ingresas, lo que gastas y lo que no haces (ahorrar, invertir, donar, etc.) con tu dinero.

No eres el único que tiene que hacer este ejercicio. La mayoría de los consumidores no tienen una visión real de sus finanzas. Los problemas con el dinero son dos: no tener suficiente y/o no saber gestionarlo. Y esto último se puede mejorar porque “las claves para administrar bien el dinero son iguales para todos,” según Larry Palmer, asesor financiero y director general de Morgan Stanley.

Te dejamos aquí algunas de estas claves.

Tienes que saber dónde te gastas tu dinero. “La mayoría de la gente que no revisa sus gastos no lo hace porque le da miedo”, dice Palmer. Saber que gastas el 30% de tus ingresos en cosas que pueden ser innecesarias mientras crece la deuda de tu tarjeta de crédito es algo que cuesta asimilar. Pero cuanto antes empieces a hacer cuentas, y sepas dónde y cuánto gastas, mejor.

También es importante revisar tus cuentas de banco o los servicios que contratas de vez en cuando para ver qué comisiones te cobran, por qué y discutirlas o anular servicios que pagas si no los necesitas.

Proponte metas. Hay que saber y definir por qué quieres ahorrar. ¿Para una casa? ¿la jubilación? ¿la educación de tus hijos? Mucha gente dice que quiere ahorrar pero no tienen pensado para qué. Cuanto más claro sea tu objetivo, mas fácil será lograrlo.

Diseña una estrategia. Es algo que te ayudará a conseguir tus objetivos. Hay varias estrategias que puedes adoptar en tu vida cotidiana para lograr tus metas financieras cortar unos gastos, invertir en otras cosas…. Aunque es difícil cambiar tus hábitos de un día a otro es más fácil si haces un presupuesto para cada tipo de gasto. Así, podrás empezar a entender tus tendencias de gasto y crear un plan adecuado.

Podrías empezar con el plan que creó LearnVest, un servicio de planificación financiera. Según su plan 50/20/30, el 50% de tu ingreso debe de ser gastado en costos esenciales y fijos (hipoteca, facturas de servicios, alimentación, etc.). El 20% de tu ingreso será para asegurar tu estabilidad financiera (pagos de deudas, ahorro de jubilación…). Y no mas que el 30% para gastos cotidianos y flexibles (teléfono, membresía del gimnasio, entretenimiento, y otras compras).

Conoce los beneficios de tu empresa. Si trabajas para una empresa te conviene conocer los beneficios laborales. “La mayoría de gente con trabajo fijo con beneficios no sabe exactamente lo que ofrece la compañía,” dice Palmer. Ayudas de transporte, 401k, programas de salud… “Pide en Recursos Humanos que te expliquen bien lo que ofrece tu compañía y cómo puedes usarlo”, aconseja este asesor. Igualmente es bueno revisar todos los beneficios que recibes por servicios que pagas (puntos de tarjetas de créditos, ofertas de la compañía de teléfono, etc.)

Trata de ahorrar para gastos imprevistos: ¿Que pasaría si tienes una emergencia, o de un día para otro te quedas sin trabajo? Hay que pensar en estos ahorros para imprevistos o como le llaman los asesores, un “rainy day fund”. Aunque ahorrar es complicado, sobre todo cuando los sueldos siguen estancados, los asesores aconsejan tener efectivo con el que puedas mantenerte durante tres meses.

Una versión de este artículo se publicó en la edición impresa de El Diario del día 2/18/2015 con el título “¿Qué estás haciendo mal con tu dinero?”

¿Qué estás haciendo mal con tu dinero?

SHARE