Home Noticias Rescatan a 84 menores víctimas de trata

Rescatan a 84 menores víctimas de trata

SHARE

Washington— Un total de 84 menores fueron rescatados de redes de tráfico humano la semana pasada en todo el país, durante una operativo nacional que resultó en el arresto de 120 traficantes, informó la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

La operación, denominada Cross Country XI, fue ejecutada entre el 12 y 15 de octubre con la participación de 55 oficinas del FBI y cientos de agencias del orden locales y estatales de todo el país.

En Carolina del Norte, el operativo se realizó en las áreas metropolitanas de Lumberton, Fayetteville, Raleigh y Charlotte, y se logró rescatar a tres víctimas menores de edad y arrestar a 13 traficantes, según informó Jason Kaplan, agente especial de supervisión del FBI en Charlotte.

“También encontramos 51 individuos involucrados en comercio sexual, en su mayoría mujeres”, detalló Kaplan el miércoles en una conferencia de prensa en la sede del Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg.

Kaplan dijo que la operación Cross Country se realiza anualmente desde hace 11 años con el objetivo de recuperar víctimas menores de edad que son forzadas a prostituirse por redes de explotación sexual y tráfico humano.

Como parte de la operación, agentes federales y locales intervinieron hoteles, casinos, paraderos de camiones, esquinas en las calles y sitios de Internet.

Este año, según el FBI, la víctima más joven rescatada de las redes de tráfico humano tiene 3 meses de edad, mientras que el promedio de edad de las menores recuperadas es de 15 años.

Kaplan dijo que el operativo también incluyó aliados internacionales en Camboya, Filipinas, Tailandia, el Reino Unido y Canadá.

A nivel local, en el área de Charlotte, participaron del operativo los departamentos de Policía de Charlotte-Mecklenburg y Gastonia, así como la oficina del alguacil del Condado Cabarrus.

Operación conjunta

Demetria Faulkner-Welch, capitán de la Policía de Charlotte-Mecklenburg y encargada del equipo de trabajo de tráfico humano creado el año pasado, dijo que sus detectives trabajan de manera conjunta con el FBI y organizaciones de asistencia a víctimas, y que su principal objetivo es rescatar a las víctimas, especialmente los menores.

“Trabajamos todos juntos como un equipo para lograr esa meta común de rescatar a los menores y, si tenemos suerte, poder procesar gente involucrada en algunos de estos casos, lo más importante por su puesto son los niños”, dijo Faulkner–Welch en conferencia de prensa.

Cualquiera puede ser una víctima

Ashley Horton, detective de la unidad de tráfico humano de la Policía de Charlotte-Mecklenburg, dijo que no hay un perfil que defina a las víctimas de tráfico humano ya que cualquiera puede caer en ese círculo.

“No hay raza, estatus socioeconómico que podamos decir que pueden indicar que alguien puede entrar en este estilo de vida”, dijo Horton.

“Sí, muchas personas son traídas de países del extranjero, pero la mayoría de las víctimas son nuestros vecinos, niños de la escuela… No se trata sólo de niños afroamericanos, blancos, hispanos o asiáticos; son todos nuestros niños”, dijo.

Horton, sin embargo, mencionó que hay algunas señales que pueden indicar que un menor está en riesgo de convertirse en víctima de tráfico humano o explotación sexual.

“Si un menor está dejando de ir a la escuela muy a menudo o aparece con cosas que nosotros no les hemos comprado o que ellos no podrían pagarse”, dijo Horton como ejemplo de esas señales identificables.

“También si están saliendo muy seguido y con quién están saliendo”, continuó.

Piden denuncias

Los agentes del FBI y la policía de Charlotte-Mecklenburg coincidieron en que una parte fundamental de la lucha contra el tráfico humano y la explotación sexual de los menores, es trabajar con agencias no gubernamentales que proveen servicios a las víctimas y con miembros de la comunidad, ya que el trabajo policiaco no es suficiente.

Las autoridades pidieron a la comunidad que avisen al FBI o a la Policía sobre cualquier sospecha de que alguien podría estar siendo víctima de tráfico humano en sus comunidades.

Para reportar, la comunidad puede llamar a la línea telefónica 1-800-CALL-FBI (225-5324).

SHARE