Home Entretenimiento Ricardo Arjona recrea su idilio porteño en el imponente Circo Soledad

Ricardo Arjona recrea su idilio porteño en el imponente Circo Soledad

SHARE

El Circo Soledad de Ricardo Arjona reunió ayer a más de diez mil personas en el DirecTV Arena con un show en el que el cantautor guatemalteco renovó su idilio con sus fans y repasó melodías de su nuevo disco y varios de sus hits.

Con un despliegue escénico de tecnología de punta y una ambientación de circo antiguo con acrobacias y malabares, la función comenzó una vez bajado un gran telón a rayas con payasos interactuando con los músicos y con la aparición del cantante, de negro y con guitarra eléctrica, elevado desde dentro de una caja mágica.

Con “Ella”, el primer single y video musical de su nuevo trabajo, Circo Soledad, y “Señorita”, otra de sus nuevas canciones, arrancaron las dos horas que duró la velada musical de este espectáculo que ya recorrió siete ciudades del Interior, con nueve sold out y más de 75.000 espectadores en el primer tramo de su gira por la Argentina.

Tras reunir a más de 20.000 personas este fin de semana en el estadio de Tortuguitas, el recinto acogerá otras tres funciones los días 29, 30 y el 1 de diciembre, convirtiéndose, así, Arjona en el artista que más llenos logra en este espacio. Circo Soledad es la puesta en escena más importante del músico hasta el momento y con la que ya protagonizó más de 60 shows a lo largo de una decena de países.

Rodeado de los miembros de su banda caracterizados con galeras, capas y otros atuendos a tono con la estética circense, Arjona entonó luego temas anteriores como “El problema” y “Sin daños a terceros” en versión acústica e interactuando con algunos de los maniquíes de madera dispersos por el escenario. De fondo, los juegos de imágenes recreaban distintas versiones de su circo romántico.

“Argentina, gracias por este chispazo de vida que es venir a acá y por pelearse con el tráfico y con el presupuesto para ver a un tipo que vino a sacarles un poquito de pasión. Estar aquí es cometer un pecado de vez en cuando, es dejar de dar besos por el teléfono y darlos en vivo, que son más ricos”, dijo el cantautor, sentado sobre un gigantesco zapato de payaso y encendiendo la llama entre sus fans.

El músico entonó “Acompáñame a estar solo” mientras una bailarina dibujaba figuras en el aire y uno de los violinistas acompañaba subido a una vieja caseta de venta de tickets de entrada al circo.

El romance con su público se reavivó con otro de sus nuevos temas, “Hasta que la muerte los separe”, en el que Arjona habla de la rutina en el amor y, con el primer medley de la noche, en el que enlazó “Desnuda”, “Lo poco que tengo”, “Realmente no estoy tan solo” y “Sin ti, sin mi”.

Acto seguido, el guatemalteco se detuvo a leer varios de los carteles que le dedicaron sus seguidoras. “Cumplo 30, dejame ser tu señora de las tres décadas”, “Quiero un beso tuyo” y otras frases hicieron reír al cantautor, que se confesó “tímido” y compartió intimidades a través del micrófono. “¿Puedo ser sincero? Me gusta lo que me dicen, pero un poquito de rabia me da porque este tipo que está acá caminaba hace algunos años por las calles de Buenos Aires (como la primera vez que vine) y ustedes no me lanzaban ni una miradita”.

SHARE