Advertisement

EFE – El gobernador de Florida, Rick Scott, ordenó por razones de seguridad el traslado temporal de los militares destacados en los centros de reclutamiento de la Guardia Nacional en establecimientos comerciales hacia armerías, recogen este domingo medios estadounidenses.

Mediante una orden ejecutiva firmada el sábado, Scott tomó esta determinación tras el ataque ocurrido esta semana contra dos instalaciones militares en Tennessee en el que fallecieron cuatro soldados y un cabo mayor de la Marina.

Advertisemen

“No vamos a reabrir nuestros centros de reclutamiento hasta que estemos muy convencidos de que nuestros miembros de la Guardia Nacional estén seguros”, declaró el gobernador en una entrevista con la cadena de noticias CNN.

La disposición estipula que los seis centros de reclutamiento militar en este estado, uno de ellos emplazado en Miami, no volverán a operar hasta que se efectúen mejoras en sus protocolos de seguridad y ordena además que los militares cualificados asignados en estas dependencias “sean adecuadamente armados para su propia seguridad”.

La medida, que también contempla la instalación de vidrios a prueba de balas y un circuito de cámaras de seguridad, se suma a iniciativas similares tomadas por los Gobiernos de Texas e Indiana, en donde se ha estipulado que los Guardias de Seguridad destacados en centros de reservistas carguen armas para su protección.

La orden ejecutiva de Scott afectará en principio a 25 militares de la Guardia Nacional, dado que cada uno de los seis centros de reclutamiento en zonas comerciales cuenta con cerca de 4 soldados, de acuerdo con el oficial Glenn Sutphin, del Departamento de Asuntos Militares de Florida.

El pasado jueves, Muhammad Youssef Abdulazeez, un kuwaití nacionalizado estadounidense, hirió a una persona al irrumpir a tiros en el centro de reclutamiento militar de Chattanooga, donde creció y se educó.

Posteriormente, se dirigió a la entrada del centro militar de la Armada, donde causó el mayor número de víctimas antes de fallecer, presuntamente a tiros efectuados por la Policía.

El FBI intenta determinar los motivos que llevaron a Abdulazeez a cometer esta acción, que está siendo investigada como un caso de “terrorismo doméstico”.

Las autoridades investigan un viaje de siete meses que el atacante hizo el año pasado a Jordania, para determinar si el joven entró en contacto con organizaciones terroristas como el Estados Islámico (EI).

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article27857626.html#storylink=cpy

Rick Scott ordena traslado de militares a armerías