Home Entretenimiento Ricky Martin escribe su historia en Las Vegas

Ricky Martin escribe su historia en Las Vegas

SHARE

Las Vegas – “Esta es una noche mágica que nunca olvidaremos”. Así describió, visiblemente emocionado, el astro puertorriqueño Ricky Martin la última función de su espectáculo residencia “All In”, efectuada a casa llena el domingo en el Park Theatre del hotel Monte Carlo Park MGM en esta ciudad.

El término “all in” se utiliza en el póker para definir una jugada en la que las cartas se reparten boca arriba y se arriesga hasta la última ficha; donde nada se esconde y se muestra todo tal cual es. También es una manera corta de expresar que una oferta es “todo incluido”.

Por eso, no había mejor manera de nombrar la producción con la que Ricky Martin realizó una residencia de dos temporadas en Las Vegas, desde abril de 2017. Con este espectáculo, que el domingo llegó a su fin, el puertorriqueño se convirtió en el primer latino en recibir el reconocimiento de “Mejor nuevo residente”, de la revista Las Vegas Weekly. De esta manera, el astro escribió su nombre en la historia de Las Vegas.

En hora y 45 minutos de show, Ricky Martin dejó evidenciado por qué es una de las figuras del mundo del entretenimiento más exitosas y admiradas a nivel internacional.

Como sugiere el título, Ricky Martin entregó todo sobre el escenario como el jugador de póker que está seguro de que saldrá airoso.

Un repertorio acertadamente hilvanado de 21 de sus éxitos en español e inglés, permitieron al artista ofrecer a la audiencia todo lo que una estadía en esta inmensa ciudad artificial erigida en el medio del desierto promete a sus visitantes: lujo, diversión, fantasía, fiesta, baile, sensualidad y travesura.

Con un todo vendido, como cada una de las 23 funciones anteriores, el Park Theatre del renovado Monte Carlo Park MGM, se estremeció con la energía que transmitió Ricky Martin junto a su elenco de músicos y una veintena de bailarines. Mas esa energía no salía solo del escenario, pues el público, compuesto por una delirante fanaticada del intérprete proveniente de todas partes del mundo, se encargó de dejarle saber a Ricky Martin que llegaron hasta Las Vegas para adorarlo y delirar con cada uno de sus movimientos de cadera, miradas sensuales y movimientos sugestivos.

Durante el espectáculo, hay Ricky Martin para todas y todos. La misma honestidad y apertura con la que el cantante y actor ha manejado su vida personal, se proyectó en el show, y sus seguidores se lo agradecieron. El espectáculo inició con un sugestivo vídeo en el que por un momento aparece Ricky Martin desnudo cubriendo con una toalla solo lo esencial. La reacción del público fue de delirio.

Acto seguido, el artista descendió del techo del teatro en unatarima con los acordes de “Livin’ la Vida Loca” envuelto en un atractivo espectáculo de luces y bailarinas agitando abanicos de plumas. Le siguieron el tema “This is Good” y un tributo a las leyendas de Las Vegas Frank Sinatra y Tony Bennet, mediante los temas “Luck be a Lady” y “The Lady is a Tramp”. Otro homenaje a un icono de Las Vegas, esta vez Elvis Presley, se dio mediante el baile y el vestuario en el tema “It’s Alright”. En este espectáculo, se observó a Ricky Martin realizar bailes más complejos que lo acostumbrado en sus giras, lo que evidencia el sello de los coreógrafos Jason Young y Paul Kirklandy, del director Jamie King. Durante el show, hubo además pinceladas de baile español, capoeira y boleadores gauchos, lo que le imparte un aire global.

SHARE