Home Deportes San Diego le sienta bien a Estados Unidos

San Diego le sienta bien a Estados Unidos

SHARE

Adam Jones, un nativo de San Diego, y Eric Hosmer, el Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas de Grandes Ligas en Petco Park en julio pasado, batearon jonrones en la octava entrada contra Héctor Rondón para dirigir a Estados Unidos a un triunfo 4-2 sobre Venezuela, el miércoles, en partido de segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol.

Estados Unidos (1-0), que solamente ha superado la segunda ronda en una ocasión anterior (2009) desde la creación del campeonato mundial hace 11 años, enfrentará a Puerto Rico (1-0) el viernes, en un partido que podría significar un boleto a semifinales al ganador.

“He jugado aquí en 2010, 2013 y 2016 y he bateado jonrones en cada una de esas series, por lo que pude mostrar mi talento frente a mi familia y la ciudad de San Diego”, dijo Jones, un jardinero cinco veces Todos Estrellas con los Orioles de Baltimore.

“Pero hacerlo con el uniforme de Estados Unidos es diferente. Ahora es país contra país. No es Orioles contra Padres u Orioles contra cualquier otro. Es país contra país. Hacerlo en una ciudad militar es hermoso, hermoso. No tengo palabras para describirlo”, agregó Jones.

Venezuela entró al octavo ganando 2-1, tras una brillante labor del estelar abridor Félix Hernández, cuando el manager Omar Vizquel entregó la pelota a Rondón, quien fue integrado al roster regular para esta segunda ronda.

Jones conectó cuadrangular en cuenta de 2-2 a una recta de 96 millas por hora a los asientos entre los jardines central e izquierdo para empatar la pizarra. Christian Yelich bateó sencillo por encima de la almohadilla de segunda base, Nolan Arenado falló con línea al guante del jardinero izquierdo Ender Inciarte, pero Hosmer depositó el primer lanzamiento de Rondón detrás de los asientos entre los jardines central y derecho para el 4-2.

Después que el bateador designado Paul Goldsmith fallara con rodado al antesalista Yangervis Solarte, Andrew McCutchen y Jonathan Lucroy batearon sencillos y Alex Bregman recibió base por bolas para llenar las almohadillas. El derecho Bruce Rondón entró en auxilio de Héctor Rondón y ponchó a Ian Kinsler para terminar la agonía venezolana.

“Ambos se sintieron realmente bien”, dijo Hosmer, quien bateó de 4-2 con dos carreras anotadas y dos impulsadas el miércoles. En julio del año pasado, conectó jonrón al dominicano Johnny Cueto en la segunda entrada para ser el Jugador Más Valiodo en el triunfo de la Liga Americana 4-2 sobre la Liga Nacional en el clásico de mitad de temporada.

“ El juego de Estrellas fue algo que experimentaba por primera vez”, dijo Hosmer, quien además ganó la Serie Mundial con los Reale de Kansas City en el 2015. “Pero este torneo es diferente. Hay un sentimiento de orgullo en todo el equipo, en todo el país, porque es algo colectivo”, agregó.

“Pienso que Jones nos empujó y entonces nos beneficiamos de un campeón mundial, obviamente, este fue un gran juego. Es fácil decir que ganamos, pero este fue un gran partido”, dijo Jim Leyland, el manager de Estados Unidos.

Pat Neshek (1-0) fue el lanzador ganador al laborar un episodio en blanco, Luke Greherson se apuntó el salvamento y Héctor Rondón (0-1) fue el perdedor, tras admitir tres carreras y cinco hits en dos tercios de entrada.

Tal y como ha ocurrido muchas veces en su carrera con los Marineros de Seattle en Grandes Ligas, el bullpen estropeó una salida brillante de Hernández (1-1), quien tuvo su mejor desempeño en un partido del Clásico Mundial, mostrando una forma de mitad de temporada. Hernández escapó de una amenaza de bases llenas en la tercera entrada, obligando al jardinero Adam Jones a batear para dobleplay, en la única real amenaza que enfrentó a lo largo de su permanencia en el box.

“El Rey” permitió tres hits, ponchó tres rivales y no regaló base por bolas. Realizó 61 lanzamientos (el límite es de 80 en la segunda ronda del campeonato) en su primera apertura del año de más de tres entradas.

“Son cosas que pasan en el béisbol, lamentablemente. Hice todo lo que pude, pero no pudimos conseguir el objetivo, que era ganar el juego”, dijo Hernández.

El zurdo Drew Smyly (0-1) debutó en el torneo por Estados Unidos y fue un digno rival de Hernández, su compañero de equipo en las ligas mayores. Smyly abanicó a los últimos seis bateadores que enfrentó y salió del partido con ocho ponches, tres hits y una carrera en 4.2 entradas y 61 lanzamientos.

“Esta es la segunda ronda y se permiten 80 lanzamientos, pero en el momento en que se encuentra Drew en los entrenamientos primaverales no está listo para lanzar cerca de 80 lanzamientos, por lo que lo planeaba usar por 60, máximo 65 pitcheos”, dijo Leyland.

Venezuela anotó su primera carrera en el tercer acto con un poco de ayuda de Smyly. El jardinero Carlos González pegó sencillo y avanzó a segunda base por error del pitcher cuando fildeaba el toque de sacrificio del receptor Robinson Chirinos. Inciarte impulsó a “Car-Go” con elevado de sacrificio.

Un cuadrangular solitario del antesalista Rougned Odor contra el relevista Dave Robertson en el séptimo puso a los venezolanos 2-0 en el marcador, pero Estados Unidos descontó en el cierre del episodio, anotando una vez contra el relevista José Castillo. Hosmer bateó sencillo, Goldsmith se embasó por error de Odor, McCucthen pegó largo elevado al jardín derecho que movió a Hosmer a tercera base, desde donde anotó por otro elevado de Lucroy.

El jueves, Venezuela (0-1) enfrentará a República Dominicana (0-1) en un choque crucial que dejará en cuidados intensivos al derrotado. El derecho Jhoulys Chacín abrirá por Venezuela y el derecho Edinson Vólquez por República Dominicana. Los dos mejores equipos acompañarán a Holanda y Japón en las semifinales de Los Angeles de la próxima semana.

SHARE