Home Entretenimiento Selena generó un nuevo estilo e identidad femenina

Selena generó un nuevo estilo e identidad femenina

SHARE

En los tiempos actuales de persecución, racismo, discriminación renovada y enardecida, de deportaciones de mexicanos de los Estados Unidos por falta de documentos, de señalamiento abierto por tener origen mexicano, principalmente en estados tan racistas e independentista como lo es Texas, la presencia y el recuerdo de Selena resulta no solo pertinente, sino por demás necesario.

A 22 años de su muerte, la cantante, compositora, diseñadora de modas y empresaria continúa vigente, como si se hubiese adelantado a su tiempo o más bien, su tiempo, desde entonces, se hizo eterno.

La historia de Selena es la típica historia de éxito en la llamada “tierra de las oportunidades”, producto de la cultura del esfuerzo y de la constatación de un sistema democrático en el cual el talento se premia –o se premiaba- independientemente del la raza, el credo, el género o el origen.

Tejana de nacimiento, sí, tejana con “j”, Selena representaba entre otras cosas, a quienes se asumían con un tipo de orgullo diferente, con una identidad muy distinta a la del chicano, a la del migrante, a la del mexicano o el latino en los Estados Unidos. A pesar de haber nacido en una familia de origen humilde y muy conservadora, que había roto con sus raíces católicas al convertirse a la tradición de los Testigos de Jehová, su padre, Abraham Quintanilla, nacido en Corpus Christi, Texas, tuvo la visión de trascender la ocupación original de sus padres como trabajadores agrícolas, para convertirse en cantante y posteriormente en empresario musical.

SHARE