Advertisement

El primogénito del príncipe William y su esposa Kate, nacido el lunes pasado y tercero en la línea de sucesión al trono británico, se llama George Alexander Louis, anunció el Palacio real de Kensington.
Después de la presentación en sociedad ocurrida el martes, cuando los duques de Cambridge, William y Kate, salieron del hospital Saint Mary de Londres con su primer hijo, quien recibe también desde su día de nacimiento el tratamiento de Su Alteza Real, el príncipe de Cambridge, el tercero en línea para ocupar el trono británico, después de su abuelo Carlos y su padre William.

El primer circo de la historia debido a un nacimiento real

Advertisemen

Hubo 42 personajes públicos eminentes llamados a verificar el nacimiento del hijo del rey Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia, Jacobo Francisco Eduardo, en 1688 en el Palacio de St. James. Fue “el primer circo mediático de la historia debido a un nacimiento real”, según la catedrática de la Universidad de Cambridge Mary Fissel.
La gente cuestionaba el hecho de que la esposa del rey, María II de Inglaterra, estaba genuinamente embarazada y cuando empezó su trabajo de parto, cuenta Fissel, se esparcieron los rumores en los tabloides y en los cafés de que el bebé realmente era un niño que una sirvienta había traído a la habitación en una olla o que lo habían metido por una puerta secreta. Ese escándalo dejó una duda indeleble sobre la legitimidad del bebé, señala Fissel, y nunca pudo ser rey.

El hijo de Kate y William no necesitó tales verificaciones, por suerte para Kate.
No necesitará un apellido, pues tendrá el título de Su alteza real príncipe. Pero si quisiera uno, tiene tres entre los cuales escoger: Mountbatten-Windsor, Wales (Gales) o Cambridge.
En 1917, Jorge V adoptó el apellido Windsor como el “apellido” de su familia, para cambiar el de Saxe-Coburg y Gotha que sonaba demasiado alemán para llevarlo durante la Primera Guerra Mundial.

Le sobran apellidos

La reina Isabel y el príncipe Felipe combinaron sus dos apellidos, de ahí Mountbatten-Windsor. Sus descendientes directos lo pueden usar, pero no están obligados a hacerlo.
En su rol militar, William usa el nombre de su casa real, Wales (Gales), que tomó de su padre. Pero también está disponible como apellido Cambridge, por el título que se le dio a la pareja cuando se casaron: los duques de Cambridge.

Según dicta la costumbre que las noticias de nacimientos o muertes de miembros de la familia real sean desplegadas en las rejas del palacio de Buckingham antes de ser difundidas por cualquier otro medio; en este caso, fueron expuestas en un caballete ornamentado en el patio delantero del palacio.
Se le informó primero a la reina, los miembros de la familia real de más alto rango y la familia Middleton, que estaban en el hospital.
Paso seguido, un edecán real fue a toda prisa del hospital al palacio, escoltado por la policía, con el boletín. El anuncio, del tamaño de un folio, con el membrete del palacio y firmado por los principales doctores, le comunicó a la nación que era un niño.
Después que se exhibió esa nota, se divulgó oficialmente por Twitter y Facebook, y se le informó a los medios.
El saludo real tradicional consta de 21 cañonazos pero como fueron disparados en un parque real -Green Park- hubo 20 disparos más: un total de 41.
Y no fueron los únicos. En la Torre de Londres se dispararon 62: los 21 básicos, 20 por ser un castillo real y 21 en nombre de la ciudad de Londres.
Cañonazos y banderas marcaron el feliz evento.
Las banderas británicas ondearon en las astas de todos los edificios gubernamentales, barcos de la Marina Real y los establecimientos de Defensa.

Su Alteza Real el Príncipe de Cambridge George Alexander Louis