Home Salud ¿Sueles roncar? Podrías tener mayor riesgo de cáncer

¿Sueles roncar? Podrías tener mayor riesgo de cáncer

SHARE

Estas durmiendo en tu cama placenteramente y en tu sueño te percatas de un ruido estruendoso, te despiertas y continuas en tu sueño cuando de nueva cuenta “el ruido” te despierta y ahora ya sabes de donde viene ¡eres tú! Estas roncando como un oso y eso te está despertando.

La falta de descanso por roncar es uno de los problemas más comunes, pero recientemente investigadores del Instituto de Biología y Genética Molecular han demostrado que la apnea del sueño, especialmente la hipoxia intermitente, aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, riñón y melanoma.

¿Qué es la apnea del sueño?

La apnea obstructiva del sueño es una patología respiratoria que se caracteriza porque las personas que la padecen roncan frecuentemente y tienen paradas de respiración de forma repetitiva, lo que tiene como consecuencia no descansar bien y sufrir de somnolencia durante el día.

En ocasiones las personas que lo sufren pueden tener un colapso de la faringe durante la noche. Este colapso es periódico y en ocasiones se da en algunas fases del sueño.

Causas de la apnea

En condiciones normales, al dormir respiramos con facilidad y tranquilidad, sin embargo en algunas fases del sueño los tejidos se cierran y bloquean las vías respiratorias lo que provoca roncar. Además de esto pueden existir otras causas que pueden causar apnea:

  • La forma del paladar o de la vía respiratoria que originan el colapso
  • Tener cuello grande
  • La obesidad
  • Dormir en una postura incorrecta
  • Tener amígdalas grandes

Tipos de apnea

El índice de apnea e hipopnea, es decir cuántas paradas respiratorias tenemos cada hora a lo largo de la noche, generalmente es superior a los10 segundos, aunque esto puede variar según el tipo de apnea que se tenga como son:

  • Leve: entre 5 y 15 apneas por hora
  • Moderado: entre 15 y 30 apneas por hora
  • Grave: cuando se pasa de 30 apneas por hora

Los investigadores indicaron que se enfocaron en los tumores del pulmón, riñón y piel para saber sobre el efecto de hipoxia, el crecimiento, malignidad y propagación del sistema inmune.

Añadieron que tras experimentar con animales, descubrieron que quienes tenía hipoxia intermitente, eran más propensos al crecimiento, invasión y propagación (metástasis) de los tres tipos de tumor, especialmente en el de pulmón.

(Con información de Infosalus)

SHARE