Home Actualidades Tras décadas, EE.UU. y Cuba reabren embajadas

Tras décadas, EE.UU. y Cuba reabren embajadas

SHARE

La Habana. La bandera de Cuba está lista para ser izada hoy fuera de la misión diplomática del país caribeño en Estados Unidos, por primera vez desde que ambos países rompieron relaciones en 1961.

Aunque no está prevista ninguna ceremonia formal también en La Habana, la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba se convertirá hoy en embajada, cuando los dos enemigos de la Guerra Fría decidan entrar formalmente en una nueva era de acercamiento, a pesar de sus diferencias ideológicas

Histórico

“Es un momento histórico”, dijo el diplomático y analista cubano Carlos Alzugaray, quien agregó que ahora comienza el trabajo verdaderamente difícil: resolver disputas espinosas, como reclamos mutuos en busca de reparaciones económicas, la insistencia de La Habana en poner fin al embargo de 53 años y las exigencias estadounidenses para que Cuba mejore sus derechos humanos y la democracia.

“La importancia de la apertura de embajadas es que se puede ver confianza y respeto: ambas partes tratándose con confianza y respeto”, agregó Alzugaray. “Eso no quiere decir que no va a haber conflictos, es seguro que habrá, pero la forma en que se tratarán los conflictos ha cambiado por completo”.

Cuba planea realizar una ceremonia solemne esta mañana en su misión señorial en Washington DC.

El gobierno de Estados Unidos estará representado por la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, y Jeffrey DeLaurentis, quien será encargado de negocios de la representación diplomática.

Las autoridades norteamericanas han dicho que la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana no izará inmediatamente la insignia norteamericana, sino que esperará a agosto, para una ceremonia formal que se espera que sea encabezada por el secretario de Estado, John Kerry.

Expectativa

Cientos de estadounidenses y cubanos verán ondear hoy la bandera cubana en el cielo de Washington frente a la misma embajada que cerró sus puertas hace más de medio siglo, un edificio centenario que ha sobrevivido a décadas de enemistad política y dificultades económicas.

Un flamante mástil para izar la bandera, un jardín renovado y una verja recién pintada darán la bienvenida a los 500 invitados estadounidenses y los 30 miembros de la delegación cubana que asistirán a la histórica ceremonia de reapertura de la embajada de Cuba en Washington. Aunque la mansión de estilo francés perdió el rango de embajada en enero de 1961, tras la ruptura de relaciones diplomáticas, desde 1977 ha funcionado como Sección de Intereses de Cuba en Washington, bajo la protección del Gobierno checoslovaco y después del suizo.

Una casa señorial, un edificio gris

Sedes. Comparada con el inmueble gris de siete pisos que se convertirá desde hoy en embajada estadounidense en La Habana, la futura misión cubana es un edificio pequeño, aunque su elegante fachada le confiere el aire imponente de las grandes mansiones de Washington.

Selecto. La futura embajada cubana está coronada por una enorme cúpula con vidrieras e incluso cuenta con un pequeño bar, bautizado en honor al célebre escritor estadounidense Ernest Hemingway y que únicamente abre su barra en ocasiones selectas, precisamente como la que tendrá lugar hoy.

Tras décadas, EE.UU. y Cuba reabren embajadas

SHARE