Home Noticias Trump en la encrucijada: da esperanza para “legalizar el DACA”

Trump en la encrucijada: da esperanza para “legalizar el DACA”

SHARE
President Donald Trump speaks during a meeting with Congressional leaders and administration officials on tax reform, in the Roosevelt Room of the White House, Tuesday, Sept. 5, 2017, in Washington. (AP Photo/Evan Vucci)

El presidente Donald Trump pareció dudar de su decisión de eliminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia y dejar que el Congreso resuelva el asunto, al tuitear solo horas después de defender la medida que está dispuesto a “legalizar el DACA”.

“El Congreso tiene ahora 6 meses para legalizar el DACA (algo que la administración Obama no pudo hacer). Si no pueden, voy a revisitar este tema!”, dijo en un tuit, en completo contraste con los declarado por su secretario de Justicia, Jeff Sessions, y por él mismo, solo horas antes.

Al anunciar el fin del programa, Sessions dijo que el DACA era una medida anticonstitucional y una extralimitación que no podía ser defendida por el departamento que dirige, pero el tuit del presidente del martes por la noche pareció sugerir que estaría dispuesto a tomar el mismo camino seguido por el gobierno anterior.

Sessions afirmó que el DACA contribuyó al aumento de la inmigración y de la violencia de pandillas en los últimos años y que perjudica la economía al arrebatar empleos a los ciudadanos estadounidenses —ambas afirmaciones difícilmente sostenibles con los datos que el mismo gobierno ha hado a conocer.

Pero Sessions fue contundente: “No podemos admitir a todos los que quieran venir aquí… es así de simple”.

En un comunicado, Trump defendió también la decisión y dijo que el Congreso es quien debe decidir cómo tratar a los “dreamers”.

“No soy partidario de castigar a niños, la mayoría de los cuales son ahora adultos, por las acciones de sus padres. Pero también debemos reconocer que somos una nación de oportunidades porque somos una nación de leyes”, dijo Trump.

El mandatario remarcó que el expresidente Barack Obama pasó por encima del Congreso para implementar el DACA en 2012.

“No puede haber un camino hacia la reforma inmigratoria básica si el Ejecutivo puede volver a redactar o anular leyes federales cuando quiera”, afirmó el mandatario republicano.

Tras el anuncio, partidarios del DACA se manifestaron en la ciudad de Nueva York, donde la policía esposó y retiró a una docena de activistas que bloquearon brevemente la Trump Tower. Las protestas se repitieron en otras ciudades como Washington, Salt Lake City, Denver, Los Ángeles, Phoenix y Portland, Oregon. En algunas de ellas, contramanifestantes mostraron su respaldo a la decisión de Trump

La decisión del presidente fue criticada por el expresidente Obama, quien dijo que era una media “cruel” tomada por razones “políticas y no legales”.

Fue por la tarde del martes cuando Trump pareció comenzar a dudar nuevamente de su decisión.

“Tengo cariño por esta gente y espero ahora que el Congreso pueda ayudarles y hacerlo apropiadamente”, dijo en declaraciones a los periodistas. “Y les puedo decir, hablando con miembros del Congreso, ellos quieren hacer algo y hacerlo bien. Y realmente, no tenemos alternativa”.

Pero el senador por Florida, Marco Rubio, le advirtió antes: “Es importante que la Casa Blanca defina claramente qué tipo de legislación está dispuesto a firmar el presidente. No tenemos tiempo que perder en ideas que no tienen los votos para pasar o que el presidente no firmará”.

Como remarcó Rubio, el “Congreso ahora tiene menos de seis meses para hacer lo correcto”.

SHARE