Advertisement

El presidente Donald Trump ordenó el domingo al Departamento de Comercio que ayude a la empresa de telecomunicaciones china ZTE a “regresar a los negocios”, luego de que el gobierno estadounidense le impidió acceder a sus proveedores.

Lo que sigue en duda es la decisión del departamento del mes pasado para impedir que ZTE Corp., un importante proveedor de redes de telecomunicaciones y telefonía con sede en la ciudad de Shenzhen, importe componentes estadounidenses durante siete años.

Advertisemen

Estados Unidos acusó a ZTE de engañar a los reguladores estadounidenses, tras determinar que violó las sanciones impuestas a Corea del Norte e Irán.

Trump, quien ha tomado una dura postura en cuanto al comercio y tecnología con Beijing, tuiteó el domingo que él y el mandatario chino Xi Jinping están “trabajando juntos para dar a la compañía telefónica china, ZTE, una forma para regresar a los negocios, y que sea rápido.

“Demasiados empleos se han perdido en China. ¡El Departamento de Comercio ha sido instruido para resolverlo!”, escribió el presidente en Twitter.

ZTE ha pedido al departamento suspender la prohibición de siete años sobre hacer negocios con los exportadores de tecnología estadounidenses.

No poder acceder a los proveedores de Estados Unidos de componentes esenciales como microchips, amenaza la existencia de ZTE, aseveró la compañía.

Durante las últimas reuniones comerciales en Beijing, los funcionarios chinos dijeron que han expresado sus inconvenientes en cuanto al castigo de ZTE con la delegación estadounidense, la cual indicó que se los haría llegar al presidente Trump.

Estados Unidos impuso el castigo tras descubrir que ZTE, que había pagado una multa por 1,200 millones de dólares en el caso, no había disciplinado a los empleados involucrados y en lugar de ello les pagó unos bonos.