Advertisement

Setenta años como estado cumple hoy Israel en medio de nuevas olas de violencia en la Franja de Gaza y con la confirmación del apoyo de EE.UU. a su política con la polémica apertura de su embajada, que pasó de Tel Aviv a Jerusalén.

Tras el anuncio del cambio de la embajada, hecho por el presidente Donald Trump en diciembre pasado, los palestinos no han parado de protestar en el norte de Gaza, donde han llegado a enfrentamientos con el ejército israelí que ya han dejado 51 palestinos muertos y más de 5.000 heridos desde el 30 de marzo.

Advertisemen

El ejército israelí ha insistido en que el movimiento islamista Hamás usa las manifestaciones para dañar la valla de separación de Gaza con Israel por lo que ha defendido su posición de no dejar acercar a nadie a menos de 300 metros, tomando acciones coercitivas contra los palestinos que protestan en las inmediaciones.

Los disturbios de los palestinos son para Israel una amenaza a su soberanía por lo que su fuerza pública tiene ordenado responder de “forma contundente”, según el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman.

Estas continuas manifestaciones son denominadas por los palestinos como la Gran Marcha de Retorno, que busca que Israel les ‘devuelva’ los territorios ocupados –como la región de Cisjordania–, de los que afirman haber sido expulsados.

Sebastian Usher, editor de BBC en Medio Oriente, comenta que la protesta puede ser a largo plazo, debido al llamado de los organizadores a que más palestinos se unan. Además de que en la zona de exclusión impuesta por Israel ya se erigen tiendas de campaña de los manifestantes.

Pese a lo que sucede en la zona, hoy 14 de mayo es una fecha especial para los israelíes, pues su estado cumple 70 años de creación y además este día EE.UU. abre su embajada en Jerusalén, terminando de reconocerla en la práctica como la capital del estado, algo a lo que se oponen sectores de la comunidad internacional, el mundo árabe y en especial los palestinos y sus autoridades, que reclaman la parte este de la ciudad santa como la capital de un próximo estado de Palestina.

Se suman países

La decisión de EE.UU. ha sido seguida por otros países pese a las críticas de organismos, incluyendo la ONU. Guatemala y Paraguay tienen planeado trasladar sus embajadas este mes. Honduras espera una confirmación de su parlamento, República Checa anunció la apertura de un consulado y Rumania se ha mostrado a favor de seguir ese camino.

EE.UU. continúa afirmando que la resolución del conflicto Israel-Palestino sigue entre sus prioridades. Su secretario de estado, Mike Pompeo ha insistido a los palestinos a volver a las negociaciones de paz y que está abierta la solución de dos estados si las partes están de acuerdo, que podría incluir una decisión final sobre la frontera en Jerusalén.

En tanto, el presidente palestino Mahmud Abbas, está de gira internacional, que incluyó Latinoamérica, pidiendo que no se trasladen más embajadas en Isarel a Jerusalén porque contradice la legalidad internacional. Añadiendo que la parte este de la ciudad está ocupada desde 1967 (tras la guerra de los seis días) y que es la capital del estado palestino y “ eso lo respeta la mayoría de países”.

Sin embargo, autoridades palestinas han ido restando importancia al caso de la embajada estadounidense.

“Hemos esperado 70 años por Jerusalén. Si hay que esperar a que se vaya Trump para que se nos reconozca nuestro derecho soberano en esta parte de la ciudad, lo haremos”, dijo Nabil Shaat, asesor presidencial para las Relaciones Exteriores de Palestina. (I)

3 países americanos
EE.UU., Guatemala y Paraguay trasladan su embajada de Tel Aviv a Jerusalén.

Conflicto
La proclamación de independencia de Israel, el 14 de mayo de 1948, es sinónimo de éxodo y de ‘catástrofe’ (Nakba en árabe) para los palestinos. Cientos de miles de ellos fueron expulsados o huyeron de sus aldeas. Por ello, se anuncia una movilización palestina importante este día. Israel ocupó en 1967, tras la Guerra de los Seis Días, Jerusalén Este, la parte palestina de la ciudad, y la anexó, lo que no reconoce la comunidad internacional. También ocupa bastos territorios de Cisjordania.