Home Deportes Usain Bolt reafirmó ser el espectáculo más veloz del mundo

Usain Bolt reafirmó ser el espectáculo más veloz del mundo

SHARE

Usain Bolt es aún el mejor espectáculo sobre la tierra cuando de acelerar se trata.

Es el hombre más rápido del planeta y lo ha sido ya por tres ciclos olímpicos. Es el más grande velocista que el mundo haya visto.

Bolt, de 29 años, conquistó la medalla de oro por tercera ocasión consecutiva. Y lo hizo sin tener que mejorar sus propios récords olímpico o mundial.

Llegó de atrás, después de un arranque “lento” como ha sido su costumbre; aceleró a los 50 metros como si tuviera propulsión a chorro y llegó a la meta antes que nadie; apenas 9.81 segundos después de se escuchó el disparo de salida.

“Se los dije muchachos, quería diferenciarme de todos los demás y lo hice”, dijo Bolt después de la carrera. “Tenía que hacerlo. Estos son los Olímpicos, el escenario más grande para competir. Llegué concentrado y listo para salir. Fue brillante”.

Bolt tuvo que rebasar a Justin Gatlin, el corredor que alguna vez ya fue vetado de un ciclo olímpico completo por dopaje y que a pesar de eso, a sus 34 años aún tuvo las piernas suficientes para conquistar una plata que por algunos segundos pareció un oro.

Pero todos en el estadio estaban convencidos de que Bolt ganaría. Incluso desde muchas horas antes de que comenzara la carrera. Desde el Centro de Medios de Río 2016 por la mañana, hasta los atestados camiones que llevaban periodistas hacia el estadio, pasando por cualquier rincón de la ciudad Carioca.

El estadio tenía filas enorme de gente que iba a ver a Bolt, bajo la amenaza de que pudo ser la última vez en Juegos Olímpicos.

Sin embargo, después de ver que ganó sin siquiera “despeinarse”, es difícil y quizá hasta doloroso pensar que el más grande atleta de velocidad en los 100 metros planos pueda pensar en el retiro, como ha reiterado.

Todavía no parece que hubiera nadie capaz de retarlo al límite del esfuerzo.

“El mejor hombre ganó. Ganó el hombre más rápido sobre la tierra. Parece que no hay forma alguna de vencerlo”, dijo Trayvon Bromell, el joven atleta estadounidense de 31 años que sólo pudo ver por atrás a Bolt, Gatlin y otros seis corredores que llegaron antes que él.

El único atleta que brindó esperanza de puede haber futuro para los 100 metros sin Bolt fue el canadiense Andre DeGrasse, quien a sus 21 años terminó tercero y se llevará a su país un bronce.

Mejor aún, se llevará el recuerdo de que compartió podio con Bolt, el velocista que nunca ha resultado positivo a ningún examen antidopaje.

“Algunos dijeron que puedo convertirme en inmortal”, dijo Bolt muy sonriente. “Dos medallas de oro más antes de irme y entonces puedo irme tranquilo para ser inmortal”.

Bolt tendrá 33 años cuando se corran los 100 metros planos de Tokio 2020 y por el bien de la prueba reina de los Juegos Olímpicos más vale que esté ahí en plenitud física.

Y si no, habrá que preguntarle a sus rivales y sobre todo al público que horas después de que Bolt había ganado y a pesar de que aún estaban las eliminatorias de salto de altura, no dejaban de corear su nombre.

“Creo que a la gente le gusta la energía”, dijo. “Este deporte busca gente con energía. A los aficionados les gusta ser parte de la competencia, no sólo verla. Y yo sólo trato de vivir el momento”.

“El público en Brasil ha sido extremadamente grandioso conmigo”, añadió. “No lo esperaba. La energía que trajeron fue ridícula. Quiero agradecer por eso”.

Bolt aún tiene asignaturas pendientes. Dos carreras más antes de insistir en el retiro.

Correrá los 200 metros y el relevo 4×100 metros, los próximos jueves y viernes, de manera respectiva.

“Vine a estos Olímpicos para ganar tres medallas de oro”, aseguró. “Vine a probarme a mí mismo como una de los más grande y ese es mi objetivo. Y si por alguna razón falló, por supuesto que voy a estar decepcionado”.

Usain Bolt reafirmó ser el espectáculo más veloz del mundo

SHARE