Advertisement

USCIS está anunciando una dura campaña para castigar aquellos inmigrantes que hayan cometido fraude para conseguir su ciudadanía.

La agencia del gobierno se dedicará a identificar a sospechosos de haber mentido durante sus procesos migratorios con el objetivo de despojarlos de su ciudadanía, reportó la agencia AP.

Advertisemen

Francis Cissna, director de USCIS dijo en una entrevista a AP que su agencia está contratando una numeroso grupo de abogados y oficiales de inmigración para revisar casos de inmigrantes que recibieron ordenes de deportación pero que pudieron utilizar identidades falsas para permanecer en el país y así conseguir la ciudadanía..

Cissna dijo que los casos serán remitidos al Departamento de Justicia, cuyos abogados entrarán en el proceso de despojar a esas personas de sus ciudadanía mediante procesos judiciales civiles.

En algunos casos, los abogados del gobierno podrían presentar cargos criminales relacionados con el fraude, añadió el director de USCIS.

Por años USCIS ha invesigado esos casos de forma reactiva, es decir cuando son descubiertos, pero nunca ha creado un grupo para investigar posibles fraudes.

Cissna añadió que espera que la nueva oficina de la agencia para esta misión esté funcionando el próximo año en Los Ángeles, pero agregó que investigar y remitir casos para enjuiciamiento probablemente tomará más tiempo.

“Finalmente tenemos un proceso para llegar al fondo de todos estos casos graves y comenzar a desnaturalizar a las personas que no deberían haberse naturalizado en primer lugar“, dijo Cissna. “Lo que estamos viendo, cuando todo se reduce, es potencialmente unos miles de casos”.

Esta iniciativa viene enmarcada en el deseo de la administración de Donald Trump de cerrar las puertas contra la inmigración ilegal sumado a fuertes medidas para reducir la inmigración legal a los Estados Unidos.