Home Deportes Vikings de Minnesota inhabilitan a Adrian Peterson

Vikings de Minnesota inhabilitan a Adrian Peterson

SHARE

Los Vikings de Minnesota dieron marcha atrás el miércoles y decidieron inhabilitar a su estrella Adrian Peterson, mientras el running back enfrenta acusaciones por lastimar a su hijo en Texas.

Los propietarios del equipo, los hermanos Zygi y Mark Wilf, dijeron que tomaron la medida luego de “más reflexión” y concluyeron que era lo mejor para los Vikings y para Peterson, el corredor de Tazón de los Profesionales que ha jugado toda su carrera de la NFL con Minnesota y está siendo acusado de lastimar a su hijo de cuatro años al golpearlo con la rama de un árbol este año.

“Cometimos un error y necesitamos corregirlo”, dijo Zygi Wilf. “Es importante siempre escuchar a nuestros aficionados, a la comunidad y a nuestros patrocinadores. Nuestra meta es siempre tomar la decisión que consideremos es la correcta para los Vikings de Minnesota… Queremos asegurarnos de que lo hagamos bien”.

Previamente, al haber anunciado su decisión por la madrugada, los Wilf habían justificado su cambio de postra y mostraron su apoyo al jugador.

“Queremos dejar algo en claro: Tenemos una sólida postura respecto a la protección y bienestar de los niños, y queremos asegurarnos de ello”, dijeron los Wilf. “Al mismo tiempo queremos manifestar nuestro apoyo a Adrian y el reconocimiento por sus más de siete años de espectacular compromiso a esta organización y esta comunidad”.

La compañía Castrol Motor Oil, la organización sin fines de lucro Special Olympics Minnesota y la farmacéutica Mylan Inc. rompieron sus relaciones con Peterson. Las tiendas Nike del área de Minneapolis retiraron las playeras de Peterson de sus estanterías y el equipo canceló una visita a un hogar infantil.

Nike suspendió, además, su contrato de patrocinio con Peterson luego de las acusaciones.

La fabricante de vestimenta, calzado y artículos deportivos con sede en Beaverton emitió un comunicado el miércoles por la mañana en el que anunciaba que “de ninguna manera condonamos el abuso infantil ni la violencia doméstica de ningún tipo y hemos compartido nuestras preocupaciones con la NFL”.

Mark Wilf rechazó las insinuaciones de que Peterson fue inhabilitado meramente ante las preocupaciones de los patrocinadores.

“Absolutamente no”, dijo. “Valoramos a nuestros socios, a nuestros patrocinadores, a nuestra comunidad y especialmente a nuestros aficionados. Al final, en realidad es sobre corregir (la decisión). Cometimos un error”.

La organización hizo alusión a una exención de la NFL e incluyó a Peterson en la lista de jugadores bajo licencia, lo que significa que el running back permanecerá inactivo del roster mientras enfrenta sus problemas legales. Apenas un día y medio antes, los Vikings habían dicho que Peterson se reincorporaría al equipo después de ausentarse en la derrota del domingo ante Nueva Inglaterra.

Las reacciones en contra tras ese anuncio no se hicieron esperar. Al menos uno de los patrocinadores más importantes de los Vikings suspendió su acuerdo. Varios anunciantes prominentes de la NFL, entre ellos Anheuser-Busch, manifestaron su preocupación sobre los recientes problemas de jugadores de la liga fuera del campo, que incluyen la golpiza que el exrunning back de los Ravens de Baltimore, Ray Rice, propinó a su entonces prometida, y las acusaciones contra Peterson. El gobernador de Minnesota también se dijo en contra de la reactivación de Peterson en el equipo. Y varios aficionados se dijeron molestos.

“Este es la mejor consecuencia posible dadas las circunstancias”, dijo el representante de Peterson, Ben Dogra, sobre la decisión del equipo. “Adrian comprende la gravedad de la situación y esto le permite atender su situación personal. Apoyamos plenamente a Adrian y él desea a sus compañeros y entrenadores éxito durante su ausencia”.

Peterson debe presentarse ante un tribunal el 8 de octubre en el condado Montgomery, en las afueras de Houston, para responder por un cargo de provocar lesiones a un menor. Peterson ha asumido total responsabilidad por el incidente y ha insistido en que no tuvo la intención de lastimar a su hijo, argumentando que él mismo recibió un castigo similar de parte de sus padres mientras crecía en Palestine, Texas.

El jugador no ha aparecido en público desde la acusación, pero en un comunicado esta semana dijo que se reunió con un psicólogo y reconoció que existen “maneras alternas de disciplinar a un niño que podrían ser más apropiadas”.

Represalias de patrocinadores

Castrol Motor Oil, la organización sin fines de lucro Special Olympics Minnesota y la farmacéutica Mylan Inc. rompieron sus relaciones con Peterson.

Las tiendas Nike del área de Minneapolis retiraron las playeras de Peterson de sus estanterías. Además suspendió su contrato de patrocinio con Peterson luego de las acusaciones.

El equipo canceló una visita a un hogar infantil.

Vikings de Minnesota inhabilitan a Adrian Peterson

SHARE