Home Noticias ¿Y dónde está el portaaviones? La flota nuclear de Donald Trump nunca...

¿Y dónde está el portaaviones? La flota nuclear de Donald Trump nunca navegó hacia Corea del Norte

SHARE

El portaaviones nuclear USS Carl Vinson, el más grande mundo, y su “poderosa escuadra” que, según dijo Estados Unidos hace diez días, se dirigía a aguas de la península coreana en respuesta a los recientes lanzamientos de misiles de Pyongyang, navega en realidad en la dirección opuesta, reconocieron hoy las fuerzas armadas norteamericanas.

El anuncio del 8 de abril de acuerdo con el cual el portaaviones “USS Carl Vinson” iba a cancelar su viaje previsto a Australia para dirigirse al norte generó especulaciones sobre un posible ataque preventivo de Estados Unidos a Corea del Norte. El régimen de Pyongyang reaccionó airosos, amenazando con estar listo para ir a la guerra. Y China pidió mesura a las partes.

El presidente estadounidense, Donald Trump, incluso dijo al canal “Fox Business Network”: “Estamos enviando una armada muy poderosa”.

Pero siete días después, El Carl Vinson y toda su escuadra navegaba para el lado contrario en dirección a Australia.

Cai Jian, un experto del Center for Korean Studies de la Fudan University en Shangai, dijo que todo el episodio fue parte de un elaborado juego psicológico de guerra o un engaño por parte de EE.UU. Argumentó que Washington nunca quiso en realidad lanzar un ataque con misiles en Corea del Norte, en este momento. “En el pico de una escalada, la guerra psicológica es muy importante”, explicó.

Ayer, el Comando Pacífico de Estados Unidos admitió que el “USS Carl Vinson” canceló una visita al puerto de Perth pero que en realidad este barco y los que lo acompañan se dirigieron al noroeste de Australia para participar en ejercicios previstos.

Al parecer ahora, el grupo de barcos sí de dirige hacia el norte, al Pacífico Occidental, “en una medida precautoria”, dijo un portavoz.

La confusión salió a la luz después de que la Armada estadounidense posteara online una foto del “USS Carl Vinson” pasando por el Estrecho de la Sonda, que separa las islas indonesias de Java y Sumatra, el sábado, en dirección contraria a la península coreana en el Pacífico.

La publicación “Defense News” informó primero sobre la fotografía el lunes, notando que el estrecho se encuentra a unos 5.400 kilómetros de la península coreana.

Un portavoz del Pentágono no quiso comentar cuándo el barco llegará a las cercanías de la península coreana. Funcionarios del Departamento de Defensa norteamericano citados por el “The New York Times” afirmaron que se espera la llegada del portaaviones para la semana que viene.

La prensa china puso la noticia en solfa: “Nos engañaron, mal”, tituló el Global Times. “¡Ninguno de los barcos que Corea del Sur espera tan desesperadamente llegó!, agregó.

China: “La situación es muy sensible”

Engaño, estrategia o malentendido, China salió a quejarse. Advirtió que tales “provocaciones” pueden resultar perjudiciales en la región.

“Hemos reiterado una y otra vez que todas las partes tienen que trabajar juntas para que la tensión se rebaje, en lugar de ser provocadoras, porque la provocación no puede conseguir los objetivos marcados”, destacó hoy en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, al comentar este hecho.

Lu subrayó que la situación en la península de Corea es “muy sensible”, por lo que las partes implicadas deben evitar “echar gasolina al fuego”, ya que “no queremos ver un conflicto”.

“Una vez la guerra comienza, se pierde el control”, advirtió el portavoz de Asuntos Exteriores, quien también criticó al régimen de Corea del Norte por sus amenazas de continuar con periodicidad semanal sus pruebas de misiles nucleares y de misiles.

“China está muy preocupada sobre el desarrollo de la situación”, contestó Lu a las amenazas de Pyongyang, para pedir posteriormente a todas las partes que “trabajen juntas y tomen acciones concretas que alivien las tensiones”.

Fuente: agencias

 

SHARE